El presidente de la Diputación de València, Toni Gaspar, y el diputado de Carreteras, Rafa García, han visitado este lunes a mediodía las obras de la Variante Norte de Bétera. Ni las altas temperaturas ni el viento han impedido que varios alcaldes de municipios de la comarca del Camp de Túria, además de la de Bétera, como la alcaldesa de Serra Alicia Tusón, la de Marines y también presidenta de la Mancomunidad Camp de Túria Lola Celda y el alcalde de Olocau Antonio Ropero, acudieron en su punto de encuentro para acompañar a Gaspar y García en esta visita. Algunos concejales de la corporación municipal también han querido conocer de primera mano las obras que se están llevando a cabo.

Según ha explicado el presidente de la Diputación de València, las obras de la Variante Norte finalizarán en septiembre, antes del que en un principio estaba previsto. Pues, primeramente se había indicado como fecha de finalización el mes de diciembre.

Con el nuevo trazado de 4,7 kilómetros de longitud, se pretende evitar el colapso de tráfico que sufren diariamente los vecinos y vecinas del municipio de Bétera y próximos, así como los usuarios de la CV-310. Esta variante, además, generará nuevos itinerarios peatonales y ciclistas.

El proyecto cuenta con una inversión que supera los 15 millones de euros. Ahora ya se entra en la última fase de ejecución, la cual  contempla la pavimentación de la vía de aglomerado asfáltico y la colocación de la señalización horizontal y vertical, así como los sistemas de contención.

La pavimentación y el ajardinamiento del nuevo trazado, el cual discurre por el margen nordeste del casco urbano de Bétera, se inicia una vez completada la fase de movimiento de tierras y el acondicionamiento de la explanada, así como la construcción de cuatro puentes y tres pasos inferiores necesarios para salvar la línea férrea y los barrancos del Carraixet y Portaceli, así como conectar los caminos y vías existentes en el trazado.

La obra, adjudicada a la empresa Bertolín, incluye la construcción de cuatro glorietas que, junto a las vías de servicio laterales, proporcionarán el control total de los accesos a la carretera. La calzada tendrá una anchura de 12 metros, con dos carriles por sentido de tres metros cada uno y arcenes-bici de dos metros a ambos lados. También se habilitará una vía ciclopeatonal segregada y protegida de 2,5 metros de amplitud en el margen izquierdo.

Esta actuación también cuenta con la puesta en valor del entorno paisajístico de la zona. En este sentido se procederá a el ajardinamiento de los taludes, márgenes y glorietas y la plantación de arbustos autóctonos de la zona mediterránea, metiendo también en valor el patrimonio de este espacio.

Por otro lado, durante la visita, se ha anunciado la puesta en marcha en enero de 2022 de la segunda fase del proyecto, que contará con una inversión de 3.640.000 euros. Esta tendrá un plazo de ejecución de seis meses, según las previsiones.

El trazado de la segunda fase de la Variante Norte de Bétera tendrá una longitud aproximada de 950 metros, desde la cuarta glorieta ejecutada en la primera fase de la obra hasta el existente en la CV-333 en la carretera que conduce en Olocau. El objetivo de esta segunda fase es ampliar la intersección giratoria para establecer todas las conexiones necesarias entre la nueva variante y la CV-333, incluido el acceso en la urbanización La Masía.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia