El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Llíria ha abierto diligencias previas contra la exalcalde Manolo Civera por presunto delito de prevaricación administrativa. Este hecho coincide con la celebración del pleno donde presenta su dimisión como edil en el Ayuntamiento de Llíria.

El *exalcalde socialista tendrá que dar cuenta, junto con la regidora de Deportes Vallivana Murgui, por la adjudicación de las obras del pabellón deportivo con motivo del preolímpico de balonmano femenino.

Los populares realizaron esta denuncia hace un año ante la “falta de *transparencia” en este proceso, puesto que, segundos ha explicado la portavoz popular Remo Mazzolari “hay un posible fraccionamiento del objeto del contrato de las obras realizadas en el pabellón Pla del Arco, por lo cual tendrán que explicar ante el juez el que han querido ocultar a la ciudadanía”.

Según el auto, el juez ve hechos que pudieron ser constitutivos de delito, por lo cual tanto el *exalcalde Manolo Civera como la regidora Vallivana Murgui tendrán de aclarar “por qué el contrato se formalizó después del inicio de los trabajos en el pabellón deportivo, entre otras cuestiones”.

Mazzolari ha lamentado que Civera “renuncio a su acta como regidor sin dar explicaciones sobre su dudosa gestión, a pesar de las insistentes peticiones por parte de los populares” y ha recordado que “pediremos una comisión de investigación porque se aclararon las actuaciones realizadas, pero esta fue rechazada por el equipo de Gobierno municipal, lo cual evidenció todavía más que la transparencia del PSOE y Compromís-MOVE brilla por su ausencia”.

Mazzolari ha recordado que “el proyecto del ingeniero técnico municipal establece la instalación de 64 proyectores LED y el total de trabajos complementarios que garanticen su funcionamiento asciende en un presupuesto de 222.157,75 euros, pero en el departamento de contratación solo consta una factura por contrato de obras para la instalación de luminarias por un importe de 48.393,80 euros, por lo cual el contrato celebrado puede ser constitutivo de un presunto fraccionamiento del objeto del contrato”.

Del mismo modo, la portavoz popular ha explicado que “de acuerdo con el principio de competencia y como medida antifraude y de lucha contra la corrupción, el órgano de contratación solicitará al menos tres presupuestos, teniendo que quedar esto basta acreditado en el expediente, pero este principio no se da, puesto que solo consta un único presupuesto”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia