El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJ CV) avaló hace unos días ampliar las medidas relativas a la limitación de la movilidad nocturna en determinados municipios, así como mantener en toda la Comunidad Valenciana el límite de 10 personas en las reuniones sociales. Las medidas se han adoptado a consecuencia de la agravación de la situación epidemiológica ocasionada por la COVID-19 y están vigentes desde el pase madrugado de este lunes, 26 de julio, hasta el próximo 16 de agosto.

Estas medidas afectan 2,6 millones de habitantes -la mitad de la población de la Comunidad Valenciana-, han sido avaladas por la Sección Cuarta de la Sala de lo contencioso administrativo del TSJ, a partir de la petición formulada por la Generalitat y a la cual no se había opuesto la Fiscalía.

El alto tribunal valenciano ya autorizó el pasado 12 julio la aplicación durante dos semanas del toque de queda nocturno en 32 municipios (1 en Alicante, 1 a Castelló y 30 en València) y el establecimiento del tope de diez personas en las reuniones sociales y familiares, medidas que afectan derechos fundamentales y por eso requieren de su aval.

La consejera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, se ha mostrado satisfecha con la decisión adoptada por la sala del TSJ porque se alinea con “una causa común: combatir el virus”.

“El incremento del número de casos detectados diariamente a causa del aumento de la interacción social, sobre todo en población joven, está dificultando el control de la pandemia”, prosigue Barceló. “En este contexto, la limitación de la movilidad y de las reuniones sociales son herramientas que ya se han demostrado eficaces para cortar las cadenas de transmisión del coronavirus y el aval del alto tribunal de la Comunidad Valenciana así lo confirma”.

La limitación de circulación de las personas entre la 01.00 y las 06.00 horas afecta a 77 municipios: 48 de València, 18 de Alicante y los 11 restantes de Castelló.

En concreto, en València, se ha limitado la movilidad nocturna en Albal, Alboraya, Alcàsser, Aldaia, Alfafar, Alginet, Almussafes, Benaguasil, Benetússer, Benifaió, Bétera, Buñol, Burjassot, Canals, Chiva, Foios, Gandia, Godella, L’Eliana, L’Olleria, Manises, Massamagrell, Massanassa, Meliana, Mislata, Museros, Oliva, Paiporta, Paterna, Picassent, la Pobla de Farnals, la Pobla de Vallbona, Puçol, El Puig, Rafelbunyol, Requena, Riba-roja de Túria, Rocafort, Sagunto, Silla, Sueca, Tavernes de la Valldigna, Turís, Utiel, València, Vilamarxant, Xeraco y Xirivella.

En la provincia de Alicante, la medida afecta en l’Alfàs del Pi, Alicante, Banyeres de Mariola, Benidorm, Callosa d’en Sarrià, Callosa de Segura, Calp, Dénia, Gata de Gorgos, La Nucia, Muro de Alcoy, Ondara, Pego, Santa Pola, San Vicente del Raspeig, Sax, Teulada y Villajoyosa.

En Castelló, el toque de queda afecta en Alcalà de Xivert, Almenara, Benicasim, Burriana, Borriol, Onda, Oropesa del Mar, Peñíscola, Torreblanca, Vila-real y Vinaròs.

En el ámbito de toda la Comunidad Valenciana, las reuniones en domicilios y espacios de uso privado y en espacios de uso público, tanto cerrados como el aire libre, no podrán ser de más de 10 personas, a excepción de personas convivientes o salvo que se trate de dos núcleos de convivencia.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia