Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha comenzado a prestar desde primera hora de hoy servicio alternativo de autobús, entre las estaciones de Empalme y Burjassot de la Línea 1 (Bétera-Castelló/Villanueva de Castellón) de Metrovalencia.

Las obras de soterramiento que realiza la Generalitat en el municipio de Burjassot obligan a interrumpir temporalmente la circulación en este tramo, hasta mediados de septiembre.

El servicio alternativo de autobús es gratuito y conecta ambas estaciones para enlazar con el metro. Esta alteración conlleva la modificación de los actuales horarios de paso de la Línea 1 en el tramo Bétera-Burjassot, en ambos sentidos, que ya se pueden consultar en la web de Metrovalencia y en la app oficial.

El corte únicamente afecta a este tramo de la red de metro, sin que tenga afección sobre la Línea 2 (Llíria-Torrent Avinguda), que también discurre por la estación de Empalme. Del mismo modo que la Línea 4 del tranvía, que une las paradas de Mas del Rosari y Doctor Lluch, tampoco sufrirá ninguna alteración.

Para facilitar el transbordo a los autobuses de las personas usuarias en las estaciones de Empalme y Burjassot, FGV ha señalizado los puntos de acceso a los autobuses.

Las personas que deseen ampliar la información de estos u otros servicios pueden llamar al teléfono 900 46 10 46 de Atención al Cliente de Metrovalencia. Esta información también está disponible en la página web consultar aquí y en redes sociales @metrovalencia y en facebook/metrovalencia.fgv.

Desde Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana se recomienda a las personas usuarias que vayan a hacer uso del servicio sustitutorio de autobús que tengan en cuenta esta situación excepcional a la hora de planificar sus trayectos y sus enlaces con los diferentes destinos de la Línea 1.

Las obras en ejecución, cuyo coste asciende a 9,7 millones de euros, consisten en completar la conexión ferroviaria de la estación de Empalme con el soterramiento existente y con la vía en sentido Bétera, así como la finalización de la urbanización de superficie sobre las vías soterradas.

Con las obras de soterramiento, una vez completadas, se conseguirá un aumento de la seguridad ferroviaria, la supresión del paso peatonal provisional de la calle València, por la retirada de la vía actual y mejoras, tanto en la funcionalidad y capacidad de la línea, como en su entorno, con la urbanización de los terrenos liberados.

A su vez, FGV cederá al Ayuntamiento de Burjassot el tramo ferroviario que quedará fuera de servicio, una vez se completen las obras de soterramiento de la conexión con la estación de Empalme de Metrovalencia, situada en este municipio de l’Horta.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia