Bétera cuenta con una nueva campaña de cara en las Fiestas de Agosto, puesto que por segundo año consecutivo no podrán celebrarse.

Con el título “Este año las Fiestas de Bétera con el corazón” el diseñador valenciano Francis Montesinos ha confeccionado un diseño exclusivo, haciendo referencia en las tradicionales camisas de los Mayorales y de los vecinos de la localidad durante la mañana del 15 de agosto.

El estampado para Bétera ha sido equiparado por el mismo Montesinos como a los diseñados durante su trayectoria profesional, “lo he creado con mucha ilusión y afecto como mis diseños homenajeo al mediterráneo y a grandes figuras de la cultura como Dalí o Sorolla, a disciplinas como el Flamenco o el ballet”, ha subrayado. En el citado estampado están plasmados todos los símbolos más característicos de nuestras fiestas: las Albahacas, las femelletas, las flores, los cohetes, y el confeti.

Esta campaña también estará presente, además de en las tradicionales camisas, en los abanicos y en unas camisetas conmemorativas que serán repartidas por el municipio.

La finalidad de esta iniciativa es que las vecinas y los vecinos puedan mantener la fiesta viva en sus coros y viva de alguna manera.

Por otro lado, también se ha sumado otra iniciativa. Pues, el edificio del antiguo consistorio (C/ Mayor, 12) cuenta con la ya conocida exposición de Francis Montesinos “50 años. València, Seda y Fuego”. Esta muestra transportado a los desfiles de moda más importantes en los cuales ha participado Montesinos por medio mundo.

Hasta el próximo 22 de agosto se podrá visitar esta exposición, gratuitamente, de lunes a viernes en horario de 18.30 a 20.30 horas en las citadas instalaciones.

Su pasión por el diseño le viene desde pequeño. Pasó su infancia en la calle Caballeros, en el Barrio de Carmen. En aquellos días corrían en 50, y el que hoy es el barrio antiguo estaba plagado de pequeños negocios, de esos de toda la vida: modisterías, costurerías, pantalonerías, tiendas de sombreros… Francis se impregnó de todo aquello, y desde niño ya apuntaba maneras en su vocación, y así fue.

 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia