El Pleno del Consell de la Generalitat Valenciana, celebrado ayer viernes, aprobó el nombramiento del exalcalde de Llíria, Manuel Civera, como director gerente de la Agencia Valenciana de Protección del Territorio.

La Agencia Valenciana de Protección del Territorio es el nuevo organismo autónomo de la Generalitat Valenciana encargado de velar por el respecto de la legalidad urbanística. Esta agencia tendrá su sede en la ciudad alicantina de Elche.

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra ha explicado que Manuel Civera es arquitecto técnico, tiene una amplia experiencia en urbanismo y ordenación del territorio y es funcionario de carrera de la Generalitat Valenciana como técnico inspector en la Conselleria de Vivienda y responsable de la Oficina comarcal de Llíria.

El Consejo aprobó en un pleno del mes de abril los Estatutos de esta agencia. El objeto de este decreto era lo de articular la organización y funcionamiento de este organismo e iniciar el proceso de adhesiones a la Agencia de los ayuntamientos que así lo decidan mediante acuerdo plenario.

La Agencia Valenciana de Protección del Territorio, adscrita a la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, persigue el objetivo, en última instancia, de la protección del suelo rural, entendido como recurso natural escaso, limitado y no renovable, desde la perspectiva que la medida de protección más efectiva y eficaz es la prevención, mediante la inspección territorial, lo cual evitará la irreversibilidad o la consolidación que se pueda construir ilegalmente.

Así, la Generalitat Valenciana, a través de la Agencia, ejerce las potestades autonómicas de protección de la legalidad urbanística respecto a infracciones graves o muy graves cometidos en suelo no urbanizable, común o protegido, con el carácter de competencia propia en concurrencia con la municipal.

Iniciado por la Generalitat en estos supuestos el ejercicio de su competencia, el municipio tendrá que abstenerse de toda actuación respecto de este asunto desde el momento en que reciba la oportuna comunicación, remitiendo a la administración autonómica las actuaciones que hasta ese momento hubiera, en su caso, desarrollado.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia