Las Fallas de Valencia dejan atrás la pesadilla del temporal que azotó su primer día y hacen olvidar momentáneamente una pandemia que la ha convertido en una celebración atípica para hacer bullir de alegría y emoción a la ciudad más de lo esperado y rematar la fiesta envuelta en un clima aún veraniego.

Y es que, infernal fue la noche que vivió el mundo fallero justo el día que tenía que dejar plantados en las calles y listos para la revista de los jurados los monumentos falleros, que sufrieron desperfectos en muchos ninots y caídas de alguna falla entera, que incluso en un caso dejó dos personas heridas leves.

Recompuesta de la tromba de agua y del tan temido viento, la ciudad recibió con alegría un cielo soleado para empezar a celebrar sus dos primeros días de actos falleros con los premios, pasacalles y las primeras mascletaes que, por la pandemia, han dejado su tradicional ubicación en la plaza del Ayuntamiento y se han dispersado por la ciudad, en lugares sin anunciar para evitar aglomeraciones.

La primera sesión de la Ofrenda a la Virgen, el más multitudinario y devoto acto de las fiestas, estuvo aderezada con abanicos por el calor y las mascarillas y la estricta separación en el desfile por la pandemia, pero sin restar un ápice de la emoción que sienten los falleros y falleras cuando dejan las flores a su patrona, la “Geperudeta”.

La Policía Local de Valencia ha regulado este domingo el acceso a la Plaza de la Virgen, a la que numerosas personas se están acercando para ver cómo ha quedado la imagen de la Mare Déu de 15 metros de altura tras la ofrenda de flores, para así poder controlar el aforo.

Ahora, el centro de Valencia apura las últimas horas de sus primeras Fallas en septiembre a más de 30 grados y con miles de personas visitando y fotografiando los monumentos más vistosos antes de que, entre las ocho de la tarde y las once de la noche, sean devorados por las llamas que pongan fin al ciclo fallero.

Estas Fallas tan atípicas están dejando imágenes insólitas, desde las omnipresentes mascarillas en las falleras y los falleros que siguen desfilando por cada barrio, hasta el aplaudido regreso a las calles de las bandas de música, todo ello con el uso casi obligatorio del abanico como mejor remedio casero contra el bochorno que domina el ambiente de este fin de semana.

Y todo ello con la sensación de vuelta a cierta normalidad, ya que apenas ha habido incidencias relacionadas con la seguridad ciudadana y el ambiente general -sobre todo desde las instituciones- es de prudente optimismo ante cómo se están desarrollando las primeras grandes fiestas populares que se celebran en Europa desde el inicio de la crisis de la covid.

A las 14.00 horas de hoy, la ciudad rugía con las mascletaes, distribuidas -sin anuncio previo para evitar aglomeraciones- por distintos barrios de la ciudad pero ya no en el “kilómetro cero” fallero, la plaza del Ayuntamiento -de nuevo por las restricciones anticovid-, que serán las últimas de estos cinco días grandes de Fallas.

Para esta tarde queda pendiente la misa en la Catedral en honor a San José -la Cremà siempre tenía lugar en su festividad, el 19 de marzo, último día del invierno- y las comisiones irán preparando el dispositivo para prender fuego a sus fallas, unas 760 entre grandes e infantiles distribuidas por toda València.

Primero serán las infantiles, a partir de las 20.00 horas, y luego será el turno de las grandes, desde las 22.00 horas, aunque la más simbólica será, a las 23.00 horas, la cremà de la falla municipal por lo icónica en que se ha convertido, desde 2020, su pieza principal, la meditadora en posición de loto.

El cuerpo principal de esa falla -que no compite con el resto y está sufragada íntegramente por el Ayuntamiento- se quemó recién decretado el estado de alarma, cuando comenzaba la pandemia y se creía que las cosas volverían pronto a la normalidad.

Se había programado quemar el busto en septiembre de ese año, con el rostro de la mujer cubierto por una gigantesca mascarilla cuya imagen dio la vuelta al mundo, pero la realidad pudo más que el deseo fallero y esa falla, junto a otros cientos de monumentos, ha permanecido guardada en grandes naves -en la Marina, en Feria Valencia y en la Ciudad del Artista Fallero- hasta este agosto.

La cremà de la meditadora marcará el final del ciclo fallero 2020-2021 y el inicio de las Fallas de 2022, en las que el sector y todos sus subsectores tienen puestas todas las esperanzas para empezar a salir de la pesadilla pandémica que tan gravemente les ha afectado.

Los políticos en Fallas

Este sábado, Valencia recibió la visita de los presidentes nacionales del PP, Pablo Casado, y Ciudadanos (Cs), Inés Arrimadas, que visitaron varias fallas y mostraron su apoyo a una fiesta y un sector que se ha visto muy afectado por la pandemia.

Arrimadas, que visitó tres monumentos -entre ellos el ganador de este año, Convento Jerusalén-, defendió que la Fallas no son solo patrimonio cultural sino también motor económico y valoró que cumplan las restricciones sanitarias por la pandemia y deseó que sean “ejemplo” de que se puede retomar la actividad festiva, cultural y económica.

Casado, que pidió ayudas para los sectores de las Fallas, visitó Exposición-Micer Mascó, comisión que le ha regaló un pañuelo fallero y una camiseta con su lema, “Ser fallero es de valientes”, y después Convento Jerusalén, y regaló a sus falleras mayores el espolín ‘Valencia’ del museo de la seda de València “como guiño a uno de los sectores que más ha sufrido” por el aplazamiento de las Fallas.

Sucesos en Fallas

Aunque han sido los que menos, estas Fallas tampoco han quedado exentas de algún que otro acto vandálico. En este sentido, un hombre de unos 30 años, ebrio, destrozó en la madrugada del viernes al sábado dos escenas y varios ninots de la falla de la comisión Ramiro de Maeztu-Los Leones, en el barrio valenciano de Ayora.

Según el presidente de esta comisión, Rafa Moreno, habían vuelto de la Ofrenda y él ya estaba en casa cuando empezó a sonarle el teléfono con llamadas de “falleros y vecinos” que le conocen para informarle de que habían destrozado el monumento, que lleva por lema “Amb l’aigua al coll”.

“Fue una noche desagradable. Veníamos contentos tras la Ofrenda y con mucho orgullo porque habíamos desfilado delante de la Fallera Mayor Infantil -Carla García-, que es de nuestra comisión y tenemos ese privilegio, y nos llevamos la sorpresa”, ha señalado.

Tras las llamadas que recibió, bajó a la falla pasadas las dos de la madrugada y se encontró un par de coches policiales, “que tenían a un hombre detenido en su interior”.

“Tendría unos 30 años, estaba bebido y había destrozado completamente dos escenas y varios ninots”, ha apuntado para relatar que el vigilante de seguridad que tienen contratado “lo retuvo hasta que vino la Policía Nacional pero no pudo evitar el destrozo porque le pilló en el otro lado”, pues las fallas -la grande y la infantil- están separadas.

“Desgraciadamente, todos los años hay algún acto vandálico y nos ha tocado. Y gracias a que la podremos quemar porque hoy me han comentado que en Patraix esta madrugada han intentado quemar una falla infantil”, resaltó.

Lo que “peor les sabe” son los desperfectos causados en la escena de una sirena que es la que llevaron a concurso a la Exposición del Ninot: “Es la que se hace con más cariño, la figura más trabajada y más costosa en dinero”, señaló.

La otra escena que ha sufrido los actos vandálicos es una “graciosa” en la que se ve a Pere Fuset y Carlos Galiana, exconcejal y actual edil de Cultura Festiva de València, respectivamente, “en una lucha de poder” por hacerse con esa Concejalía. También ha destrozado “varios muñecos”.

“Al parecer la Policía ya iba buscando a este individuo por un intento de agresión a una chica”, comentó el dirigente fallero, que explicó que “hay un vídeo que grabó una vecina y se ve perfectamente cómo entra y lo destroza todo y cómo lleva una botella en la mano”.

Curiosidades sobre monumentos falleros

La falla Duque de Gaeta-Pobla de Farnals de València ha decidido indultar del fuego de la Cremà, que se celebra la noche de este domingo, la figura de una mezquita y de una Media Luna musulmana por petición de la comunidad musulmana valenciana.

El monumento fallero, obra del artista Vicente Llácer, se titula “Això ho pague jo” y en él se representa la sátira con elementos de la cultura musulmana alrededor de la figura de un capitán moro, el ninot central de la falla.

Según han informado en un comunicado, tras un diálogo entre la comunidad fallera y la musulmana, “se ha resuelto el indulto”, y las piezas serán entregados a representantes de la comunidad musulmana valenciana.

Los ninots seguirán en el monumento, que compite en la Sección Primera B hasta las 18.00 horas de este domingo, cuando está prevista la entrega de los ninots a la comunidad musulmana.

El diálogo entre la falla valenciana y la comunidad musulmana valenciana ha sido posible gracias a la mediación de la ONG València es Refugi y su presidenta, Ana Isabel Martínez, según ha destacado la comisión.

Sin embargo, el eurodiputado y vicepresidente de Acción Política de Vox, Jorge Buxadé, ha calificado de “inadmisible” que una comisión fallera “haya cedido” a la presión de las comunidades musulmanas y haya indultado del fuego de la cremà, que se celebra esta noche, la figura de una mezquita y de una Media Luna.

Buxadé, tras visitar la Falla del Mercat de València, ha animado a los miembros la comisión fallera que ha optado por el indulto -la falla Duque de Gaeta-Pobla de Farnals- a “cambiar su criterio” y a no indultar las piezas, para que “disfruten todos los valencianos viendo arder su falla”.

“Estamos en la falla de El Mercat, donde se caricaturiza a monjas católicas y con toda libertad se les prenderá fuego, porque eso son las fallas de Valencia, el humor, sátira, diversión y compromiso con la calle y los valencianos”, ha manifestado a los medios de comunicación.

A su juicio, es “inadmisible que se haya cedido a la presión de esas comunidades musulmanas que quieren hacer lo que no ha sucedido en cientos de años en Valencia, que es decidir lo que se quema y lo que no se quema”.

Por su parte, los representantes de la comisión han indicado que “lo que se podría haber interpretado como una historia de xenofobia e islamofobia ha resultado ser una historia de diálogo social y ejemplar por parte del mundo fallero y la comunidad islámica”, y han añadido que ambas partes han hecho “uso perfecto” del “cariño, el respeto y el diálogo”.

Previsión meteorológica para el último día de Fallas

La Comunitat Valenciana tendrá este domingo, en el que se cierran las Fallas de Valencia con la noche de la Cremà, predominio de cielo poco nuboso, con intervalos de nubes altas, con brumas e intervalos de nubes bajas por la mañana y nubosidad de evolución diurna por la tarde en el tercio norte.
La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha informado de que las temperaturas se mantendrían sin cambios significativos y las máximas irán en ascenso en la mitad norte, mientras que el viento soplará flojo de componentes este y sur.
Para el inicio de semana se esperan intervalos nubosos en el norte y poco nubosos en el resto, con nubosidad de evolución diurna por la tarde, temperaturas sin cambios, que rondarán los 30 grados de máxima en las tres capitales de provincia, y viento flojo de componentes este y sur.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia