La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha destinado 500.000 euros para las subvenciones destinadas a la eliminación de las barreras arquitectónicas existentes en la vivienda propia o en aquellos edificios o viviendas donde residen personas mayores.

La directora general de Personas Mayores, María José Pérez, ha explicado que estas ayudas van en la línea de las políticas impulsadas desde el Consell para el fomento de la autonomía personal favoreciendo que las personas en situación de dependencia puedan mantenerse el mayor tiempo posible en su entorno.

“Queremos que las personas mayores puedan mantenerse en su entorno familiar y social todo el tiempo que sea posible, ya que además de ser más felices, de esta manera se fomenta su capacidad de mantener la autonomía en su día a día”, ha defendido Pérez, quien ha sostenido que en esta línea desde la Conselleria también se está apostando por los centros de día, con el objetivo de que las residencias “sean la última etapa”.

En este sentido, ha indicado que las personas que cumplan los requisitos establecidos en la orden de bases publicada en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), podrán acceder a estas prestaciones económicas individualizadas destinadas a promover “la autonomía personal” suprimiendo aquellas barreras que “obstaculizan la movilidad de las personas mayores en los lugares donde residen”.

M.ª José Pérez ha destacado la importancia que tiene adaptar el domicilio de las personas mayores “para mejorar la funcionalidad y prevenir posibles accidentes”, eliminando barreras y distribuyendo elementos de apoyo que contribuyan a realizar las actividades cotidianas “de forma más cómoda y segura”.

Con este objetivo, la conselleria convoca anualmente estas prestaciones que establece las cuantías de las ayudas que se conceden en función de los ingresos totales de la unidad familiar, el número de miembros de la misma y el coste de la actividad subvencionada, “hasta un máximo de 3.954 euros”, ha señalado la directora general.

Las subvenciones concedidas se destinarán tanto a la eliminación de barreras arquitectónicas existentes en la vivienda propia como en el edificio de la persona mayor que obstaculizan su movilidad, incluyendo aquellas transformaciones o reformas que contribuyan a ello.

Podrán ser beneficiarios de las prestaciones económicas individualizadas las personas solicitantes que reúnan los siguientes requisitos:

– Ser mayor de 60 años.

– Que existan deficiencias de carácter motor o sensorial en el solicitante que le impidan o dificulten su movilidad a través de medios normales.

– Que la solicitud esté referida a elementos relacionados con las necesidades de accesibilidad y comunicación, siendo excluidos los que signifiquen una mejora en el hogar y/o edificio que no esté directamente relacionada con los impedimentos físicos y/o sensoriales.

– Idoneidad de lo solicitado para cubrir la necesidad que requiere el solicitante, que se acreditará a través de los informes médico y social exigidos en la correspondiente convocatoria.

El plazo de presentación de las solicitudes finaliza el próximo 1 de octubre y se encuentran disponibles en el portal de la Generalitat consultar aquí, accediendo a los apartados ‘Guía Prop’, ‘Trámites y servicios’.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia