El pleno ordinario de la Mancomunidad Camp de Túria se celebró este miércoles. Esta sesión empezó con un respetuoso minuto de silencio en memoria de las víctimas de violencia de género. Especialmente, por la última mujer asesinada en Villajoyosa una joven de 40 años.

La sesión plenaria siguió con la toma de posesión de los nuevos miembros del ente supramunicipal. Después de los últimos cambios en las alcaldías de Llíria y Vilamarxant, a partir de ahora formarán parte del pleno de la Mancomunidad por el Ayuntamiento de Llíria, Consuelo Morató; y por el Ayuntamiento de Vilamarxant, Héctor Troyano.

En otro orden de cosas, se dio luz verde a los convenios de colaboración con diferentes asociaciones y colectivos de la Comunidad Valenciana que ayudarán, como explicó la presidenta de la Mancomunidad Camp de Túria, Lola Celda, a “mejorar la inserción social y fomentarán la ocupación en la comarca”.

También se dio cuenta de nuevos proyectos que se desarrollarán como la subvención concedida por la Agencia Valenciana de Innovación. La presidenta de la Mancomunidad avanzó que como este año se cumplen 40 años de la existencia del ente se está “intentando hacer un acto de homenaje el mes de noviembre que pongo en valor a la entidad y a los presidentes y presidentas que han dirigido el ente supramunicipal”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia