(E.P.) Agentes de los equipos Roca de la Guardia Civil de Llíria han detenido a dos personas e investigado a otras dos, en diferentes inspecciones en almacenes de algarroba, por delitos de falsedad documental y apropiación indebida en esta localidad y en el municipio de Vilamarxant. Esta actuación se enmarca en la Operación Baluca.

Dentro de el Plan Nacional contra robos agrícolas y ganaderos, los guardias civiles inspeccionaron el pasado 20 de octubre almacenes de los términos municipales de Llíria y Vilamarxant, donde detectaron 46 documentos de acompañamiento y trazabilidad agraria falseados.

El Equipo Roca averiguó que sus responsables presuntamente habían vendido más de 19.000 kilogramos de algarroba y habían obtenido un efectivo de 21.500 euros.

Los agentes verificaron que los terrenos donde supuestamente se había recolectado las algarrobas estaban “totalmente abandonados y con un número muy reducido de árboles, por lo cual era evidente que no se había podido obtener los kilogramos reseñados”, ha explicado la Guardia Civil en un comunicado.

Como resultado de esta investigación han sido detenidos dos hombres de 25 y 38 años, de nacionalidad española, como presuntos autores de delitos de falsificación de documento público y de apropiación indebida. Además, otro hombre de 35 años y una mujer de 31 han sido investigados por los mismos hechos. Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Llíria.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia