Un vecino de Bétera nos ha enviado estas fotografías de “un incidente que se repite cada martes por la mañana”, según nos cuenta.
“Los autobuses del CEIP Lloma del Mas tienen su parada al final de la Alameda pero los martes, con motivo del mercadillo semanal, se traslada a la calle Mariana de San Simeón, detrás del Centro de Salud, donde tienen dos plazas reservadas pintadas en el suelo. Hasta hace dos años, una señal indicaba la prohibición de aparcar ese día y en ese horario, pero la placa desapareció. Así, todos los martes aparecen coches aparcados que impiden a los autobuses estacionar, debiendo quedarse en medio de la calle, taponando el tráfico durante 20 minutos, y obligando a niñas y niños a subir al autobús DESDE LA CALZADA, con todos los riesgos que eso supone. Ni siquiera hay dispuesto un agente del orden que regule el tráfico y, si aparece, es después de la llamada de las familias”, explica el vecino.
“Varias de estas familias han interpuesto quejas en el pasado e incluso desde el AMPA del colegio se ha solicitado al Ayuntamiento que ponga remedio este problema, sin haber logrado solución alguna”, prosigue.
“Esperamos que esta denuncia pública sirva para concienciar al concejal de Ordenación del Tráfico y ponga fin al problema”, concluye.
Información y declaraciones escritas y enviadas por un vecino
*Betera.com ha transcrito tal cual, las palabras de este vecino. En este sentido, el equipo no se hace responsable de las palabras vertidas en la nota, ya que forman parte de la opinión individual de este ciudadano. A su vez, el medio también está a disposición de las personas que aparecen reflejadas en este artículo, por si quieren hacer alguna aclaración.
Imprimir article
Comenta aquesta notícia