La AA.VV. hacemos esta propuesta porque sabemos que es  la más barata para los/as vecinos/as,  pero a los que la “falta de voluntad política municipal” nos tiene sin servicios básicos, sin alumbrado público, sin acceso a las canalizaciones adecuadas e infringiendo   propio Ayuntamiento las obligaciones marcadas por Europa respecto a las fosas sépticas.

Hartos de darle vueltas a la ley usando gestiones indirectas, de las que estamos “escaldados”, con quiebras urbanizadoras, paralizaciones  y excusas municipales amparándose en ellas para no prestar los servicios básicos, que  son competencia municipal y que la ley garantiza para todo vecino/a ; hacemos esta propuesta que pretendemos que sea discutida y asumida por todo el Consistorio, tanto por el equipo de gobierno actual como por la oposición. Se trata, de que el Ayuntamiento “asuma de una vez sus obligaciones” y dejando atrás el  fracaso de tantos años, y que adopte la Gestión Directa para la zona consolidada de la urbanización Camí de Paterna.

El Camí Paterna, hoy en día, tiene dos zonas perfectamente delimitables. Una de ellas es la habitada y en la que la mayoría de vecinos y vecinas tenemos nuestras viviendas, una al lado de la otra y formando un verdadero barrio todas urbanas. Calles con nombres y zonas sin posibilidad de modificación (en sustancia) respecto de lo que ya hay. Es lo que llamamos zona consolidada. La otra, la componen un número de parcelas  sin vivienda y que permite todavía su reorganización, reparcelación y reparto de cargas urbanística. Esta segunda área es la clásica en urbanismo donde el propietario entra como zona rústica y tras su reparcelación y urbanización, sale con una liquidación de cargas y una asignación de parcela para su uso y edificación.

Desde la AA.VV. consideramos que en este momento no tiene sentido someter las dos zonas al mismo tratamiento urbanístico, porque los intereses de ambas son totalmente distintos. En la primera, la mayoría defendemos simplemente nuestra vivienda, mientras que en la segunda, se trata de parcelas rústicas que permiten cualquier tipo de reorganización, siempre que se respete la legalidad y el principio de igualdad entre ellas.

Por eso proponemos al Ayuntamiento tanto al equipo de gobierno, como a todo el Consistorio, la agrupación de la primera zona en una Unidad de Ejecución (o una solución técnicamente  similar que se determine), es decir en un sistema uniforme de reparto de cargas y obligaciones que tenga por objetivo fundamental el enlace de nuestras viviendas con las canalizaciones generales urbanas ya construidas y que permitirían hacer desaparecerlas fosas sépticas y comenzar a tener servicios básicos.

A partir de aquí si esta Unidad de Ejecución es ejecutada por el propio Ayuntamiento en Gestión Directa, permitiría que lo hicieran los departamentos técnicos y urbanísticos del Ayuntamiento, así como la contratación directa (por medio de la Ley de Contratos) de la Ejecución de las obras necesarias, que pueden planificarse  en varias fases. La zona “consolidada” recoge en torno a 25 calles, con viviendas, la mayoría  habitadas. El precio de la ejecución ya sabemos que sería mucho menor de lo que resultaría por gestión indirecta.

Consideramos que nuestra petición no es ninguna barbaridad, de hecho es lo que en el entorno de municipios del Camp del Turia  está siendo la norma que desde hace unos años.

Como ejemplo ponemos los siguientes casos:

En San Antonio, la zona cercana conocida como Montesano, carecía hasta hace unos 10 años de canalizaciones y tenía una configuración similar (dos zonas claramente delimitadas). El Ayuntamiento con pleno consenso la dividió en unidades de ejecución y lo resolvió en fases, aplicando anualmente subvenciones recibidas de otros organismos. La obra planificada enlazó las viviendas con la canalización general más cercana.

En Llíria el gobierno de la anterior legislatura cambió la forma de gestión para implantar el servicio de alcantarillado en zonas aisladas con colectores generales más o menos próximos. Se permitió no ejecutar todo el PAI, sino solo la conexión.  Consiguiendo dar un salto cualitativo para erradicar los vertidos en el subsuelo. Incluso flexibilizando su gestión en formas acordes con el nivel económico y social de los propietarios.

La Pobla de Vallbona aportará el 10% de todos los gastos sobre la ejecución de las obras –por fases-, en zonas como la Manguilla, y Maquiva., Rincones 1, Loma Larga, rincones 2 y 3 y Les Pedretes. Para el resto del coste se ha acudido a la EPSAR que consturira la instalación de la depuradora y colectores generales, luego cada propietario se hará cargo de la conexión de su vivienda.

Finalmente desde la Asociación de Vecinos Camí de Paterna, pretendemos continuar la rueda de reuniones tanto con el equipo de gobierno, como con el resto del Consistorio, para proponerles la solución, recibir sus criterios y, si fuera necesario ajustar entre todos un plan definitivo, que “no tiene que ser para mañana”, pero si empezar ya, porque de esa forma permitiría iniciar también la instalación de servicios como el alumbrado público y otros, por los que nos sentimos discriminados.

En Bétera a 8  de noviembre  de 2021
*Betera.com ha transcrito todo el artículo de opinión enviado por la asociación. En este sentido, el equipo no se hace responsable de las palabras vertidas en él, puesto que forman parte de la opinión individual de este ciudadano. A su vez, el medio también está a disposición de las personas que aparecen reflejadas en este artículo, por sí quieren hacer alguna aclaración.
Imprimir article
Comenta aquesta notícia