En la Masía La Barraca de Bétera se están llevando a cabo unos trabajos de rehabilitación y acondicionamiento del edificio desde hace unas semanas. Estas instalaciones responden a un proyecto original de José María Manuel Cortina en torno a la última década del XIX.

Esta restauración se ha puesto en marcha desde el departamento municipal de Mantenimiento de Edificios Municipales. Con esta actuación se pretende propiciar la recuperación del esplendor de esta Masía incluida en el Catálogo de Bienes inmuebles del Plan General y que cuenta con una protección parcial.

Los trabajos se centran, sobre todo, en la limpieza y reparación de las fachadas así como en el acabado de pintura. A estas obras se añade también la finalización de los baños de la primera planta, que quedaron pendientes en anteriores actuaciones.

A fin de que se puedan restaurar y pintar, en primer lugar, se ha proceder a la limpieza de las fachadas incidiendo de manera particular en las zonas donde había grafitis. Todo, para después empezar a reparar las fisuras y/o grietas longitudinales que tenía el edificio, a causa de dilataciones, contracciones a causa de los cambios de temperatura y movimientos estructurales.

Además se ha trabajado en la restauración y reparación de los ricos elementos ornamentales que caracterizan esta Masía como las molduras, las famosas gárgolas o la propia cornisa. Aunque la mayoría de estos elementos han sido restaurados in situ algunos de ellos, como las gárgolas, han tenido que ser llevadas al taller para una minuciosa restauración.

En esta línea también se trabaja en las balaustradas de los balcones, en las jardineras, las escalinatas así como también en los faldones y las cubiertas. Todo esto, para finalizar con la policromía de la fachada y todos sus ornamentos.

Otro de los trabajos que se realizará es la adecuación de los baños de la primera planta que quedaron pendientes de ser finalizados en actuaciones anteriores.

Sobre el edificio ya se actuó en los años 2003 y 2018. El año 2003, se llevó a cabo una primera fase de actuación de rehabilitación consistente en obras de urgencia para la consolidación estructural del forjado de planta primera y la consolidación de la solera de planta baja. Así mismo, se incluyó la adecuación de los lavabos.

En 2018, se reforzó la terraza, se reparó la cubierta de chapa del porche, se sustituyeron varios cristales de la cubierta y algunas planchas de madera del falso techo. También se actuó en el dormitorio completando el pavimentado.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia