Cada año se registran, por término medio, en torno a un centenar de notificaciones de cáncer en menores de 19 años en la Comunitat Valenciana, de acuerdo con el registro español de tumores infantiles Reti-Sehop, que monitoriza desde València las unidades de Hematología y Oncología Pediátricas de España. La tasa de incidencia se mantiene y la supervivencia, en términos generales, mejora gracias a los avances en el diagnóstico y en los tratamientos. Para visibilizar la causa, cada 21 de diciembre se conmemora el día Nacional de la Infancia con Cáncer.

En concreto, la base de datos Reti-Sehop tiene registradas, entre 1980 y 2020, un total de 3.095 notificaciones de cáncer en la infancia y la adolescencia. La media anual ronda, pues, las cien notificaciones.

La incidencia del cáncer en la infancia y adolescencia (denominación que comprende numerosos tipos de tumores que se desarrollan en niños y adolescentes de 0 a 19 años) se mantiene estable desde el año 2000 y el personal facultativo de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública que analiza, entre otras variables, la frecuencia de esta enfermedad, no observa un incremento de diagnósticos en menores de 15 años desde ese año.

Las personas expertas relacionan este dato con los avances científicos que se han producido en los métodos diagnósticos, con la detección temprana y el inicio precoz de los tratamientos. Esto supone un reto esperanzador para la investigación. En este sentido, el objetivo principal es ahora tratar de reducir los efectos secundarios físicos y psicológicos asociados a ellas.

Primera causa de muerte entre los 5 y los 14 años

El cáncer en la infancia y la adolescencia, a la vista de los datos del registro RETI-SEHOP, es una enfermedad poco frecuente, pero tiene un impacto importante en la mortalidad. De hecho, es la primera causa de muerte entre los 5 y 14 años; y la segunda de 15 a 19 años (por detrás de los accidentes).

Por otro lado, la supervivencia observada para el conjunto de tumores es del 91% al año y del 81% a los cinco años y no se advierten diferencias por grupo de edad o género, pero sí por tipo de cáncer.

En este sentido, los grupos tumorales con mejor pronóstico son los carcinomas tiroideos, células germinales y gonadales, linfoma de Hodgkin y retinoblastoma.

Sin embargo, en la población infantil, el cáncer más habitual es la leucemia, seguida de los tumores en el sistema nervioso central (tejidos del cerebro y medula espinal) y linfomas (sistema inmunitario).

Red Oncológica Pediátrica y Comité de Coordinación

El sistema sanitario público valenciano cuenta con una Red Asistencial Oncológica Pediátrica integrada por los tres hospitales con unidades de referencia en cáncer infantil y de la adolescencia: el Hospital General de Alicante, el Hospital Clínico Universitario de València y el Hospital Universitari i Politècnic La Fe de València.

Esta red asistencial garantiza un acceso rápido y coordinado al diagnóstico, y al tratamiento adecuado, al tiempo que vela por garantizar una práctica médica equitativa con independencia del lugar de residencia del o la paciente.

Además, la Comunitat Valenciana también cuenta con un Comité de Coordinación para la Gestión de la Atención Asistencial de los Casos de Cáncer Infantil y de la Adolescencia, cuyo objeto es acordar medidas específicas a implementar con el objeto de mejorar los resultados de supervivencia del cáncer infantil y en la adolescencia, y una Comisión Interdisciplinar de Valoración de Solicitudes de Protonterapia.

La protonterapia es una modalidad especial y sofisticada de radioterapia externa que utiliza partículas pesadas (protones) en lugar de Rayos X o electrones, que se generan en los aceleradores lineales convencionales. Permite una liberación más localizada de la radiación, lo que hace posible una mejor distribución de la dosis y una irradiación innecesaria al tejido sano circundante. Está indicada sobre todo en determinados tumores infantiles y en algunos tumores cerebrales de personas adultas.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia