Dada la inminente entrada en vigor de la ampliación de la garantía legal de compra a tres años y la extensión de la obligación de la existencia de piezas de reparación a 10 años, OCU recomienda retrasar, en la medida de lo posible, la compra de los regalos tecnológicos y los electrodomésticos al 1 de enero.

La medida contempla la ampliación del plazo de la garantía hasta 3 años. En concreto de ellos, durante los 2 años primeros, el consumidor no tiene que demostrar la falta de conformidad del producto, lo que facilitará la reparación, un plazo que en la actualidad es de solo 6 meses y que se ha demostrado claramente insuficiente. Los datos de OCU señalan que el 40% de los consumidores afectados por un problema durante el periodo de garantía ni siquiera intenta que se lo reparen, por las dificultades que encuentran.

Para OCU resulta además muy relevante la ampliación del plazo de disponibilidad de los repuestos hasta 10 años que va en línea con la Agenda Europea del consumidor y pretenden facilitar la transición ecológica hacia un consumo más sostenible y luchar contra la obsolescencia prematura. Estas medidas que van en un sentido positivo se deben completar con otras, como son la creación de un Índice de reparabilidad de los productos que permita a los consumidores elegir los productos más duraderos y sostenibles.

Las modificaciones en la norma, que incluye interesantes novedades para los consumidores, fueron publicados en el BOE del 28 de abril de 2021.

Con estas medidas, entre otras, se incorpora al Derecho Español la Directiva Europea (UE) 2019/771 de 20 de mayo de 2019, relativa a determinados aspectos de los contratos de compraventa de bienes, que debía trasponerse a nuestro ordenamiento antes del 1 de julio de 2021 (los cambios entran en vigor el 1 de enero de 2022) para mantener la apuesta europea por la sostenibilidad y racionalización del consumo incluida en la Agenda Europea del Consumidor.
Imprimir article
Comenta aquesta notícia