La directora general de Análisis y Políticas Públicas, Ana Berenguer, ha explicado que el barómetro realizado en 2021 por la Generalitat Valenciana refleja una sociedad valenciana con “una actitud muy favorable a que los poderes públicos se centren en mejorar el estado de bienestar”.

Berenguer ha resaltado que “el año 2022 va a ser el año de la recuperación económica y social” y ha justificado la realización del barómetro “para escuchar a los ciudadanos y conocer sus preferencias en el diseño de políticas públicas en esta fase de recuperación”.

Asimismo, la directora general ha indicado que las características sociodemográficas, económicas y políticas de cada territorio dan lugar a resultados “relativamente plurales”, según han informado fuentes de la Generalitat.

Sin embargo, ha señalado, se extraen coincidencias y un relato común ante la fase de recuperación, que reflejan según la directora general “un respaldo generalizado” a la inversión pública en los diferentes ámbitos de las políticas públicas tradicionales, como la educación (ámbito en el que el 85% de los encuestados manifiesta su apoyo) o las relacionadas con la gestión de la prevención de la COVID-19.

Así, en sanidad el 75% de los encuestados reclama, sobre todo, más personal sanitario, y un 83% más recursos en investigación e innovación. En un segundo grupo de prioridades destacan políticas enfocadas a los más desfavorecidos, reclamándose particularmente un mayor esfuerzo en la creación de empleo, en particular empleo de personas en riesgo de exclusión social, reclamado por el 78% de la muestra. En cuanto a la Administración, el 77% reclama una reforma para hacer los trámites administrativos “más sencillos”.

Por otro lado, en cuestiones relacionadas con la transición digital o ecológica el barómetro de la Generalitat Valenciana apunta mayoritariamente a dos tipos de medidas, por un lado, la mejora de la educación a la ciudadanía en nuevas tecnologías, ámbito reclamado por el 58% y, por otro lado, existe una conciencia generalizada sobre la importancia de la lucha contra el cambio climático, manifestada por el 64% de los encuestados, y en particular un 79% reclama más energías renovables, sin olvidar otras cuestiones más coyunturales como es el precio de la electricidad.

Fruto de la diversidad territorial también se desprende del estudio algunas diferencias entre las tres provincias y así en Alicante ciudad existe una mayor demanda de inversiones en vivienda, seguridad ciudadana y en la renta valenciana de inclusión, mientras que en Valencia se muestran más en contra de la reducción del gasto en cultura y pone mayor énfasis en la gestión de residuos y reciclaje.

Por último, en Castellón de la Plana se reclama más inversión en justicia, en transporte y más atención a las políticas de género.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia