En el punto quinto del Pleno Ordinario del mes de enero de Bétera, se trató la proposición presentada por el grupo municipal del Partido Popular.

Antes de pasar a hablar de la citada proposición, se votó la inclusión de esta en el orden del día. La inclusión se aprobó por unanimidad de todas las fuerzas políticas representadas en la corporación municipal del Ayuntamiento de Bétera (PP, Mas Camarena-Torre en Conill, Ciutadans, Compromís, PSPV-PSOE y Vox), a excepción de la concejal no adscrita, Mª José Yago, la cual no pudo asistir a este pleno.

Esta proposición consistía a apoyar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y pedir en el Gobierno de España que no modifique la Ley de Seguridad Ciudadana.

Según leyó el secretario, en esta proposición se plantea instar en el Gobierno de España a defender el mantenimiento de su dignidad, intimidad y el principio de autoridad que la actual legislación los asegura y que las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado disponen de los medios materiales adecuados para el desarrollo de su trabajo.

También se insta a solicitar la retirada de cualquier iniciativa de modificación de la Ley de Seguridad Ciudadana en los términos anunciados.

El portavoz del equipo de gobierno, Manuel Pérez, indicó que esta manifestación es “manifestar el apoyo, sin fisuras, a la labor que hacen las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado e instar en el gobierno a proporcionar los medios necesarios para poder llevar a cabo las funciones como garantes de nuestra seguridad y la no derogación de ley 4/2005 del 30 de marzo. Es una ley aprobada por iniciativa del gobierno del Partido Popular en 2015, la cual crea un marco jurídico adecuado para proteger la seguridad y garantizar el libre ejercicio de derechos y libertades”.

“El gobierno social-comunista que gobierna España ha acordado derogar la petición del grupo vasco del Congreso de los Diputados. En esta pandemia, ha sido utilizada por el actual gobierno también en sus dos estados de alarma, por cierto, declarados anticonstitucionales, Esta ley ayudó a combatir ciertos comportamientos que nos han llevado donde estamos”, añadió.

Por su parte, la concejal de Compromís, Daria Terrádez, hizo una puntualización antes de explicar el sentido de voto de su partido. “En la moción presentada por el Partido Popular de Bétera, hay un párrafo que no es del todo cierto. Este texto dice que ‘la Ley de Seguridad Ciudadana es plenamente constitucional y así lo confirmó la sentencia 19 de noviembre de 2020 del Tribunal Constitucional, el cual rechazó con contundencia los argumentos jurídicos que entonces planteó la oposición’. No es cierto. En noviembre de 2020 y en enero de 2021, el Tribunal Constitucional dictó dos sentencias relativas a esta ley. En ellas establecía que la mayoría de sus disposiciones son constitucionales si se interpretan de buena fe y teniendo debidamente en cuenta los principios enumerados en la ley, especialmente los de proporcionalidad, no discriminación, eficacia y respeto por los derechos y libertades. Y también fue declarada inconstitucional una disposición de la ley, donde se hace referencia a la prohibición del uso no autorizado de fotografías o videos de los agentes de policías en actividad o en un ámbito privado para considerarse censura previa, cosa que está prohibida por el artículo 20 párrafo segundo de la Constitución Española”, explicó Terrádez.

Después de un debate entre Pérez y Terrádez, llegó el turno de la intervención del regidor del PSPV-PSOE, Jose Miguel Granell.

Granell explicó el sentido de voto de su partido e indicó el motivo de por qué sería en contra. “La moción, tal cual está redactada, la veo pobre y con poco de trabajo. A mí, que me diga la retirada de cualquier iniciativa de modificación de la Ley de Seguridad Ciudadana en los términos anunciados… ¿Y cuáles son esos términos? Yo creo que no costaba nada”, declaró el edil socialista.

Seguidamente, el edil responsable de la Policía y Seguridad Ciudadana expuso los motivos de votar a favor esta proposición.

Por otro lado, el portavoz de Vox, Fidel Valcarce, indicó que su voto sería favorable a la proposición. “Para garantizar la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos, se debe de asegurar que nuestros agentes desarrollan sus funciones en un marco de estabilidad”, manifestó Valcarce.

Después de las diferentes intervenciones de los portavoces y regidores de la corporación municipal, se pasó a la votación. Esta proposición fue votada a favor por parte del PP (4), Ciutadans (3) y Vox (1), en contra por parte de Compromís (5) y el PSPV-PSOE (3) y las abstenciones de Mas Camarena-Torre en Conill (1). Cómo se produjo un empate, se volvió a votar. Como el resultado de la segunda votación fue el mismo, ganó el voto de alcaldía. De este modo, la proposición fue, finalmente, aprobada.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia