La Generalitat Valenciana ha activado la convención ciudadana que permitirá sentar las bases del futuro Plan Valenciano de Acción para la Salud Mental con el envío de cartas invitando a participar en la misma a 9.000 personas seleccionadas por sorteo a partir de una muestra descriptiva de la población de la Comunitat Valenciana. De ellas saldrán, también a través de un muestro significativo, 70 personas, con sus suplentes, que serán las que participen finalmente en la convención.

Así lo ha explicado el comisionado de Presidencia de la Generalitat para el Plan Valenciano de Acción para la Salud Mental, Drogodependencias y Conductas Adictivas, Rafael Tabarés, tras la reunión mantenida con el president de la Generalitat, Ximo Puig.

El president ha indicado que la iniciativa busca tejer “todas las alianzas posibles” para elaborar un “gran plan” y además contribuirá a “superar la invisibilidad de uno de los graves problemas que tiene esta sociedad” y que ha aflorado de manera especial durante la pandemia.

Tal y como ha subrayado el responsable del Consell, la actual situación de emergencia sanitaria ha hecho visible “un elefante que estaba en la habitación, que es la salud mental, arrinconada de las grandes prioridades de la salud pública” durante mucho tiempo. Por ello, ha destacado la importancia de aprovechar las lecciones que deja la pandemia para a “poner en el lugar que corresponde” a la atención a la salud mental.

Por su parte, Rafael Tabarés ha subrayado que “la pandemia lo ha cambiado todo” y “no podemos mirar hacia otro lado”, porque se está poniendo sobre la mesa “un rasgo esencial de la condición humana, que es la necesidad de cuidarnos”. Como ha indicado, “la situación es muy difícil, para muchos, dramática, pero también estamos respirando una atmósfera de esperanza, de expectativa, de posibilidad de cambio, de salir juntos de todo esto; por eso, es importante participar en este proceso deliberativo, pionero a nivel mundial”.

Las sesiones se iniciarán el 5 de marzo

Los 70 ciudadanos y ciudadanas participarán en cuatro sesiones que arrancarán el 5 de marzo y se celebrarán a lo largo de este mes, en las que escucharán a personas expertas, familiares de personas enfermas y representantes del mundo académico, de forma que, al final del proceso, ya en abril, puedan emitir una respuesta razonada de forma consensuada a la cuestión planteada: ¿Cómo debe abordarse la salud mental, drogodependencias y conductas adictivas en la Comuntat Valenciana? La respuesta a esta pregunta se realizará con la emisión de una serie de recomendaciones que se elaborarán de forma colectiva bajo el principio del consenso y serán validadas en sesión plenaria.

Posteriormente, durante abril y mayo se pondrán en marcha comisiones de trabajo con personas expertas, familiares y diferentes entidades implicadas en la atención a la salud mental para realizar una propuesta de redacción del plan de salud mental, trabajo que será supervisado por un comité de seguimiento con la finalidad de lograr un texto que “vaya más allá” para que “dure en el tiempo” y cuente también con la participación de los grupos políticos.

El proceso de selección ha incluido un sorteo cívico realizado por la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, que ha obtenido una muestra de 9.000 personas mediante un muestreo sistemático ordenado atendiendo a las variables de nivel de renta, pertenencia al ámbito urbano o al rural, edad, sexo, provincia y departamento de salud de residencia.

De todas las personas que cumplimenten la inscripción vía web o de forma telefónica, lo que deberán hacer antes del 14 de febrero, se realizará una segunda estratificación anonimizada, de la que saldrán 70 miembros titulares y 70 suplentes también a través de una muestra demográfica y socialmente descriptiva de la población de la Comunitat Valenciana. El resultado de este segundo muestreo será notificado a las personas integrantes de la convención mediante correo electrónico.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia