Cada 21 de febrero se celebra el Día Internacional de la Lengua Materna con el objetivo de preservar y proteger todos los idiomas y dialectos que se hablan en todo el mundo.

Fue en el año 2007 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó este día, aunque extraoficialmente se venía celebrando desde el año 2.000 cuando el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, apoyó la celebración en su discurso. La idea de celebrar el Día Internacional de la Lengua Materna fue una iniciativa de Bangladesh, ya que, en el año 1952, cuando sus habitantes estaban en las calles celebrando el Día del Movimiento de la Lengua Bengalí, fueron atacados por el ejército de Pakistán. Mucho de ellos fueron asesinados, sin embargo, se mantuvieron firmes, defendiendo un derecho universal como es el expresarse a través de su lengua.

Esta celebración fue aprobada en la Conferencia General de la UNESCO de 1999.

En 2007, la Asamblea General de la ONU, proclamó el 2008 como Año Internacional de los Idiomas.

Se entiende como lengua materna, el primer idioma que adquiere una persona cuando nace y que después forma parte de su vida como un instrumento de comunicación. También se conoce con el nombre de lengua nativa. Por tanto, el citado nombre de lengua materna se le da a la lengua que las personas aprendemos desde la infancia y que, en general, es también hablada por nuestro padres y abuelos. Es en este sentido que cobra su relevancia cultural.

La manera en que nos comunicamos determina, entre otras cosas, las relaciones que establecemos con el mundo que nos rodea, con los otros individuos y con nosotros mismos como sujetos de un patrimonio cultural y una historia personal. Las sociedades multilingües y multiculturales existen a través de sus lenguas, que transmiten y preservan los conocimientos y las culturas tradicionales de manera sostenible.

Posteriormente, si se aprende otra lengua en el transcurso de la vida, esta será considerada como una segunda lengua.

El tema del Día Internacional de la Lengua Materna para 2022 es “El uso de la tecnología para el aprendizaje multilingüe: desafíos y oportunidades“. Este citado tema hace referencia al importante papel de la tecnología para la educación multilingüe.

En el año 2006, la UNESCO nombró un equipo interdisciplinario, para proteger a las distintas lenguas que son habladas en los cinco continentes, así como para que se siga manteniendo el plurilingüismo. También nombró una cadena o red de centros para que haya una coordinación de las lenguas ya existentes.

Todo lo anteriormente expresado, tiene como objetivo, que se continúe fomentando el uso de los idiomas, ya que representan parte del patrimonio cultural e intelectual de todas las sociedades a nivel global.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia