El pleno de la Diputació de València ha aprobado este martes el Plan General de Formación 2022, con una oferta global de 4.485 plazas, más de 4.000 horas lectivas y una apuesta por el formato online, modalidad mediante la que se impartirán el 70% de los cursos dirigidos al personal de la corporación, ayuntamientos y entidades locales de la provincia.

 

La diputada responsable del área de Administración General, Pilar Molina, destaca que la formación a distancia “permite en mayor medida flexibilizar y ofrecer los contenidos de forma personalizada, además de poder actualizarlos con mayor rapidez”. “Desde la Diputació hemos vuelto a escuchar a los ayuntamientos y los servicios de la institución recogiendo sus sugerencias e inquietudes”, explica Molina, quien añade que el principal objetivo de este plan es “prestar a la sociedad el mejor servicio posible a través de una formación variada, constante y de calidad para sus empleados públicos”.

 

Dicha variedad queda reflejada en el contenido de los cursos, que de cara a los entes locales abarcan ámbitos como el de la transformación digital, contratación, igualdad y gestión económica y de los fondos europeos, sin descuidar el aprendizaje y uso del valenciano. En cuanto a la formación propuesta por los propios servicios de la Diputació, se incluyen materias como la ciberseguridad, protección de datos, administración electrónica y protocolos para avanzar en la igualdad real entre hombres y mujeres y la prevención del acoso sexual en el trabajo.

 

Las sesiones lectivas serán impartidas por un profesorado experto en las materias de referencia, procedente del ámbito universitario y también del profesional, o bien de la propia administración provincial y los ayuntamientos. El personal interesado en inscribirse en estos cursos puede hacerlo hasta el próximo 11 de marzo accediendo al apartado de Teletramitación de la web de Formación, a través del enlace https://www.dival.es/es/formacion

 

Eficacia de los cursos

 

Con la intención de mejorar cada año su oferta formativa, el área de Formación de la institución provincial analiza los resultados de una encuesta dirigida a los responsables formativos de los entes locales, en la que se aborda el impacto de los cursos impartidos en el último ejercicio. Los resultados muestran que el 78% del personal público provincial que ha realizado una acción formativa en 2021 lo ha hecho con los planes de la Diputació, y que un 84% considera que estos cursos han servido para actualizar conocimientos y mejorar los procesos de trabajo.

 

Además, un 81% de los encuestados cree que los cursos cubren las demandas de los colectivos locales, mientras que el 75% valora positivamente la formación adquirida de cara a su aplicación directa en los puestos de trabajo.

 

Respecto a la apuesta por la formación online que aporta una mayor flexibilidad de horarios y la rápida actualización de contenidos, esta no excluye la progresiva vuelta a la presencialidad en las aulas habilitadas tanto en dependencias de la Diputació como de los ayuntamientos, siempre que la situación sanitaria lo permita y manteniendo la amplia oferta formativa a distancia.

 

Duplicar las plazas

 

El Plan General de Formación 2022 prevé duplicar las plazas ofertadas del pasado año, marcado por las restricciones decretadas a causa de la pandemia, y se verá completado, como es habitual, con un plan de formación continua que incrementará la oferta a lo largo del presente ejercicio.

 

En cifras globales, las 4.485 plazas ofertadas en 2022 y las 4.282 horas lectivas que se incluyen en el Plan de Formación validado en el pleno de febrero superan ampliamente las 2.030 plazas, 1.814 certificados de aptitud expedidos y 93 actividades formativas registradas en el informe de evaluación de 2021, “unos datos significativos que evidencian el gran esfuerzo por seguir prestando el servicio pese a los condicionantes de la situación sanitaria”.

 

Luz verde para el ROF

 

El pleno del mes de febrero también ha dado luz verde al primer Reglamento de Organización y Funcionamiento (ROF) de la institución provincial. El nuevo reglamento ha salido adelante con un amplio apoyo y sin votos en contra (únicamente el PP y el diputado no adscrito se han abstenido), fruto del diálogo y el consenso que han protagonizado todo el proceso de tramitación.

 

Con la entrada en vigor del ROF, la Diputació contará por primera vez con una norma que regula el funcionamiento interno de la institución. Desde las competencias, órganos colegiados y acuerdos por medios electrónicos y telemáticos hasta el funcionamiento de la Oficina de Conflictos de Intereses, el ROF de la Diputació detalla la composición del pleno y el desarrollo de sus sesiones, incluidos los tiempos de intervención, la presentación de propuestas y mociones, las cuestiones de orden y la forma de emitir el voto; las atribuciones y convocatorias de la Junta de Gobierno, comisiones informativas y Junta de Portavoces; y la constitución y contabilidad de los grupos políticos representados en la institución, incluidos los diputados y diputadas no adscritos.

 

Una de las medidas más destacadas del ROF es el denominado Escaño 32 de la Diputació de València, que dará voz en los plenos de la institución a alcaldes, alcaldesas y representantes de entes locales para que hagan llegar sus diferentes inquietudes y propuestas.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia