Tres de las seis campanas de la Torre-Campanario de la Purísima Concepción de Bétera fueron bajadas del campanario, el pasado viernes, para dar inicio a la primera fase de restauración.
Las campanas: Campanil de principios del siglo XIX, el Santísimo del año 1998 y por último, la joya del campanario y de nuestro pueblo, la campana María, campana gótica del año 1513, han viajado hasta la ciudad de Ontinyent dónde serán restauradas los próximos meses por la empresa de campanas Electrorecamps S.L.

El pasado miércoles, 23 de febrero, las ya citadas campanas: Campanil, Santa Maria y Santísimo Sacramento, fueron descolgadas de sus lugares y preparadas para ser bajadas hoy por los técnicos de la ya mencionada empresa restauradora.

Las campanas Santa Maria es conocida como la campana de los “Albaets” y la campana Santísimo Sacramento como la campana del Santísimo.

La restauración de la campana Santa María, del año 1513, tratará de la reubicación a la sala de campanas y de cambiarle el brazo por un nuez con cigüeñal para ser tocada exclusivamente de manera manual en las grandes solemnidades.

Por el que hace la restauración del Santísimo, del año 1998, consistirá con el cambio de cerda de hierro por una de madera siguiendo el modelo tradicional de Bétera, además de un nuevo martillo para tocar los toques diarios y un nuevo badajo.

Una vez restauradas, las dos campanas serán instaladas en el mismo portal, es decir, donde ahora se encuentra la campana Santísimo y dónde antiguamente se encontraba la campana María.

Una vez vuelven restauradas en el pueblo de Bétera, antes de su instalación, también serán expuestas en la iglesia porque las vecinas y vecinos puedan observar en primera persona todo el trabajo realizado por la empresa restaurada. Esta empresa ya ha restaurado otras campanas de la población, como la de la ermita de la Divina Pastora o la del Colegio Nuestra Señora del Carmen.

Hoy compartimos un vídeo sobre la jornada.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia