La imparable subida de la electricidad apunta ya a una factura media de 152 euros en marzo, 90 euros más de lo que se pagaba hace justo un año, denuncia la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Con el fin de ayudar a rebajarla, la organización ofrece unos consejos de ahorro que pueden traducirse fácilmente en una rebaja de 44 euros al mes; o incluso más si se cambian ciertos hábitos de consumo, se renueva algún viejo electrodoméstico o existe la posibilidad de instalar paneles fotovoltaicos.

Revisar la factura. OCU anima a consultar gratuitamente en su comparador de tarifas si su tarifa actual es competitiva. Para un hogar con 4,6 kW de potencia contratada y un consumo anual de 3.500 kW, el ahorro medio es de 37 euros al mes contratando la más ventajosa; un ahorro que podría incluso llegar a triplicarse si se tiene alguna de las tarifas más caras del mercado.

 

Contratar la potencia adecuada. Consulte en la factura el pico de potencia máximo en los últimos 12 meses. Si es inferior a la potencia contratada, solicite su reducción en el horario punta. Ojo, no la cambie para el horario valle, ya que apenas se notará en la factura y a cambio, si lo necesitara, podrá volver a subir en el futuro la potencia en horario punta casi sin costes y sin muchos papeleos. Pueden ahorrarse otros 3 euros al mes por cada kW de potencia reducido.

 

Modificar los hábitos de consumo. Los usuarios con tarifa regulada (PVPC) y con tarifa libre indexada deberían de tratar de limitar además su consumo eléctrico en horario punta (laborables de 8 a 14 horas y de 18 a 22 horas). También es aconsejable desenchufar los aparatos que no se utilizan, otro sobrecoste de alrededor de 4 euro al mes, o seleccionar los programas Eco en la lavadora y el lavavajillas, que reducen un 40% el consumo eléctrico.

Priorizar la compra de electrodomésticos eficientes. Antes de adquirir un nuevo electrodoméstico es aconsejable comprobar la letra de su etiqueta energética. Por ejemplo, un frigorífico con etiqueta A consume alrededor de 50 euros al año menos que otro con una etiqueta G. Un ahorro adicional que permite amortizar el mayor precio del aparato más eficiente en diez años. Es más, con los comparadores de OCU, puede ahorrarse hasta un 20% en la compra de un mismo electrodoméstico eligiendo la tienda más barata.

 

Valorar la instalación de paneles fotovoltaicos. Es una opción muy interesante en viviendas unifamiliares donde vivan al menos tres personas. Aunque la inversión inicial es elevada, existen ayudas públicas que permiten amortizar el coste de la compra y la instalación en menos de diez años (ocho años si se mantienen los precios actuales de la electricidad). Además, los consumidores pueden aprovechar un ahorro del 10% en el coste de la instalación a través de la compra colectiva de OCU de paneles fotovoltaicos.

OCU solicitó la suspensión inmediata y temporal de todos los impuestos de la energía y la intervención en mercados que fijan el precio de la electricidad para amortiguar el duro golpe que la subida de la factura energética tiene en las familias. Al tiempo que exigió la aplicación automática del bono social a todos aquellos hogares que tengan derecho a disfrutar de él: la organización calcula que más de un millón de hogares no se benefician del bono social por falta de información, dificultades para tramitar la solicitud o la exclusión tecnológica.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia