La Agència Tributària Valenciana (ATV) recupera la atención presencial, gratuita y personalizada para ayudar a la ciudadanía en la elaboración de la Declaración de la Renta de 2021, después de dos años de atención únicamente telefónica como consecuencia de la pandemia.

Un total de 2,4 millones de valencianas y valencianos están obligados a presentar la Declaración de la Renta 2021 y, para facilitar el cumplimiento de estas obligaciones tributarias, la Generalitat ha habilitado un “completo servicio de atención personalizada” con asesoramiento tanto presencial como telefónico, según ha informado en un comunicado.

A partir de hoy miércoles, 6 de abril, se inicia el plazo para que todas las personas obligadas a declarar puedan presentar su Declaración de la Renta 2021 a través de Internet, a través del servicio RentaWeb, mientras que a partir del 5 de mayo se inicia el servicio de atención personalizada telefónica.

El 1 de junio arrancará, finalmente, la tramitación de forma presencial, para lo cual la Generalitat reforzará sus servicios con la instalación de oficinas móviles y temporales en más de una veintena de municipios de toda la Comunitat, donde ofrecerá sin coste la posibilidad de ayudar a la elaboración de la renta.

El servicio de atención presencial, denominado ‘Més prop de tu’, ofrecerá asesoramiento y la posibilidad de realizar la declaración desde la sede de la ATV en València (Calle Gregorio Gea, 14) y desde sus delegaciones en Alicante (Calle Churruca, 15) y en Castelló de la Plana (Plaza Tetuán, 38), a lo que sumarán más de una veintena de oficinas de la renta que instalará la Generalitat a lo largo de toda la Comunitat.

Según la directora de la ATV, Sonia Díaz, el objetivo del plan es complementar el servicio que realiza la AEAT en sus delegaciones en la Comunitat, “ampliando el número de puntos presenciales a los que la ciudadanía puede acudir presencialmente para que le ayudemos a hacer su Renta”.

Este servicio, en funcionamiento, al igual que el estatal, a partir del 1 de junio, se prestará en localidades que, “bien por su ubicación geográfica, distancia a las delegaciones estatales o por concentrar un volumen muy importante de población, requieran un refuerzo que nos comprometemos a ofrecer desde la Generalitat”, según Díaz.

A partir del 26 de mayo, se abrirá el servicio de cita previa que “será imprescindible” para poder recibir atención personalizada, y que permitirá solicitar el lugar, el día y la hora para la atención presencial, que será a partir del 1 de junio.

La cita previa podrá concertarse a través de la web de la Agencia Tributaria estatal, de la app ‘Agencia Tributaria’, a través del teléfono automático 24 horas 915357326 o 901121224 o a través del teléfono de atención personal de cita previa 915530071 o 901223344, de lunes a viernes de 9 a 19 horas.

Recomendaciones de OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda a los consumidores revisar el borrador antes de enviarlo. La organización recuerda que los borradores se elaboran con los datos que tiene Hacienda de los contribuyentes y puede ocurrir que algunos falten o sean inexactos. De hecho, advierte que la presentación del borrador con errores y omisiones podría dar lugar a una declaración paralela por parte de Hacienda.

Por ello OCU recomienda que antes de confirmar el borrador y enviarlo a Hacienda, se tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

Datos personales y familiares. Si durante 2021 se ha cambiado de domicilio o estado civil, se han tenido hijos o mayores a su cargo, se debe revisar que estos datos figuran de forma correcta en el borrador de declaración para evitar pagar más por no aplicar los mínimos y ventajas fiscales.

Gastos e ingresos declarados por sus inmuebles. Para aquellos que tienen inmuebles es conveniente verificar que los rendimientos de los inmuebles declarados se imputan de forma correcta, en especial el porcentaje de titularidad en el caso de bienes gananciales.

Deducciones en caso de separación. Si durante 2021 se produjo una separación legal es necesario comprobar que los datos sobre inmuebles se incluyen de forma correcta. También se debe comprobar la opción que interesa más en el pago de pensiones compensatorias y por alimentos.

Declaración de los bienes transmitidos. Si durante 2021 se ha vendido o donado algún bien, se debe incluir en la declaración la ganancia o pérdida de patrimonio obtenida en la transacción. Pero, recuerde que Hacienda no admite la declaración de pérdidas de bienes donados.

Saldos negativos de otros ejercicios fiscales. En el caso de que el contribuyente tenga pendientes pérdidas patrimoniales o rendimientos negativos de los ejercicios de los cuatro últimos años no debe olvidar compensarlos en su declaración con las ganancias o rendimientos positivos obtenidos en 2021.

Deducciones familiares. Deben comprobarse que se incluye de forma correcta las deducciones a las que se tienen derecho por discapacidad, familia numerosa.

Deducción por maternidad. Si se ha sido madre trabajadora durante 2021 y no solicitó el pago anticipado incluya la deducción por maternidad en su declaración.

Deducciones autonómicas. Los contribuyentes tienen en determinados casos derecho a aplicar las deducciones autonómicas establecidas en la comunidad en la que se reside habitual. Revise las deducciones que pueden serle aplicables si cumple los requisitos exigidos. En algunos casos se trata de deducciones de carácter familiar (por familia numerosa, por familia monoparental, por nacimiento) o por una serie de gastos (por ejemplo, alquiler de vivienda, ayuda doméstica, gastos educativos, libros de texto, guardería, gastos médicos, recursos energéticos renovables, dispositivos de ahorro de agua, vehículos eléctricos o donativos, etc.).

Comprobar qué opción resulta más favorable, declaración individual o conjunta. OCU recuerda que los ciudadanos pueden optar por el tipo de declaración que les resulte más rentable, por ello, antes de enviar el borrador a Hacienda deben contrastar el resultado de una y otra declaración.

Por último, OCU recuerda que, en caso de error al enviar el borrador, es posible antes de que finalice el plazo para presentar la declaración, acceder a Renta Web para modificar su declaración y corregir los datos erróneos.

Las personas contribuyentes se beneficiarán por primera vez en la Renta 2021 de las deducciones fiscales para las zonas con riesgo de despoblación

Por otra parte, cabe destacar que la campaña de la Renta de 2021 será la primera en la que las personas contribuyentes de la Comunitat Valenciana podrán deducirse los beneficios fiscales aprobados por la Generalitat Valenciana para luchar contra la despoblación y fomentar la actividad en las zonas rurales con riesgo de despoblamiento “con el objetivo de dotar de mayor dinamismo económico a estas zonas y promover la creación de nuevas actividades”, tal y como ha apuntado el director general de Tributos, Rafael Beneyto.

Estas deducciones autonómicas para los residentes en la Comunitat Valenciana fueron aprobadas en la Ley de Medidas Fiscales para el año 2021, lo que permitirá aligerar las cargas tributarias de los residentes en municipios en riesgo de despoblación, así como dinamizar la economía y el mercado laboral en el caso de aquellos negocios que se implanten en la zona.

En concreto, tal y como quedó recogido en el Seminario de Gobierno celebrado en Montanejos en verano de 2020 y en el que se aprobó el establecimiento de un nuevo escenario de tributación autonómica en zonas despobladas o en peligro de despoblación, en esta campaña de la renta se incluye por primera vez una deducción autonómica de 300 euros para las personas contribuyentes que durante el periodo impositivo (año 2021) residan en algunos de los municipios estipulados como en riesgo de despoblamiento.

Además, en función de las cargas familiares, el importe que podrán deducirse las personas contribuyentes a partir del próximo 6 de abril, podrá incrementarse otros 120 euros si las familias tienen un hijo/a, en 180 euros si tienen dos hijos/as y 240 si se tienen tres o más, de forma que una familia numerosa podrá beneficiarse de una deducción en el tramo autonómico del IRPF de hasta 540 euros.

También entrará en vigor otra medida fiscal que permite a las personas contribuyentes deducirse en la cuota íntegra autonómica, y con un límite de 6.000 euros, el 30% de las cantidades invertidas durante el ejercicio de suscripción y desembolso de acciones o participaciones en los acuerdos de constitución o ampliación de capital en negocios instalados en estas zonas.

Este beneficio fiscal podrá incrementarse en un 15% adicional, con límite de 9.000 euros, cuando las personas titulares de estos negocios tengan además su domicilio fiscal en un municipio en riesgo de despoblamiento.

Los valencianos y valencianas podrán acceder a un total de 30 deducciones autonómicas en la próxima campaña de la renta, entre las que destacan no sólo las vinculadas a la lucha contra la despoblación sino también aquellas vinculadas a garantizar el acceso a la vivienda de los colectivos más vulnerables como los jóvenes o para garantizar el apoyo familiar.

En concreto, Beneyto ha destacado la batería de deducciones a la que podrán acogerse distintos contribuyentes “para facilitar directa o indirectamente una reducción de los precios del alquiler o un apoyo para la adquisición de vivienda en los menores de 35 años, pero también y muy especialmente para las mujeres víctimas de violencia de género.

De hecho, en esta campaña también se incluye como novedad, en el caso de las mujeres víctimas violencia de género, una deducción autonómica del IRPF por arrendamiento de vivienda habitual del 25%, con un límite de 850 euros. En el caso de mujeres de hasta 35 años y/o con discapacidad la deducción es del 30%, con un límite de 1.000 euros.

Continuando en esta línea, por arrendamiento de la vivienda habitual, sobre las cantidades satisfechas en el periodo impositivo, los contribuyentes podrán deducirse un 20% con un límite de 700 euros. También habrá una deducción de 25% con un límite de 850 euros si es arrendatario es menor de 36 años o tiene reconocido un grado de discapacidad física o sensorial igual o superior al 65%, o psíquica, superior al 33 % y de hasta el 30% con un límite de 1.000 euros si reúne las dos condiciones anteriores.

Por el arrendamiento de una vivienda, como consecuencia de la realización de una actividad, por cuenta propia o ajena, en municipio distinto de aquel en el que la persona contribuyente residía con anterioridad podrá también aplicarse el 10% por 100 de las cantidades satisfechas en el periodo impositivo, con el límite de 204 euros.

Igualmente, vuelve a incluirse una rebaja fiscal de un máximo de 3.000 euros “por obtención de rentas derivadas del alquiler de vivienda, siempre que este no supere el precio de referencia de la zona”. Es decir, una deducción de un 5% para aquellos contribuyentes que alquilen sus viviendas a un precio que no supere los establecidos en el índice de referencia con el que cuenta la Generalitat.

También se podrá deducir un 5% la primera adquisición de vivienda habitual por parte de contribuyentes de edad igual o inferior a 35 años o aquellas personas que tengan reconocida una discapacidad física o sensorial, con un grado de diversidad funcional igual o superior al 65 por 100, o psíquica, con un grado de minusvalía igual o superior al 33 por 100. En el caso de que los contribuyentes hayan recibido ayudas públicas para la adquisición o rehabilitación de vivienda habitual, podrán aplicarse una rebaja fiscal de hasta 102 euros.

Finalmente, en lo relativo a las deducciones vinculadas a vivienda se mantienen las deducciones de hasta un 40% para actuaciones realizadas en vivienda habitual vinculadas a la eficiencia energética con un máximo de 8.000 euros y también las deducciones de un 20% para obras de obras de conservación o mejora de la accesibilidad en la vivienda habitual con un máximo de 5.000 euros

Por segundo año consecutivo, además, los y las contribuyentes de la Comunitat Valenciana se podrán aplicar un conjunto de deducciones que, con carácter excepcional, están dirigidas a paliar los efectos de la pandemia, como la que permite compensar en su totalidad la mayor carga fiscal en el IRPF derivada de las ayudas o subvenciones que hayan podido recibir los trabajadores y trabaja-doras afectadas por ERTE o aquellos que han reducido la jornada laboral por conciliación familiar

Igualmente, la campaña de la renta 2021 incluirá una deducción del 20% para los primeros 150 euros y del 25% para el valor restante de las donaciones dinerarias dirigidas a financiar programas de investigación, innovación, desarrollo científico o tecnológico en el campo del tratamiento y prevención de la COVID-19; y otra, con los mismos porcentajes, para donaciones, en metálico o en especie, para contribuir a la financiación de los gastos relacionados con la crisis sanitaria.

Los y las contribuyentes con descendientes podrán aplicarse, entre otras, una deducción de 270 euros por cada hijo o hija nacido o adoptado o en acogimiento familiar; 224 euros por nacimiento o adopción múltiple; y entre 224 euros y 275 euros por nacimiento o adopción de un hijo discapacitado físico o sensorial, con un grado de minusvalía igual o superior al 65% o discapacitado psíquico, con un grado de minusvalía igual o superior al 33%.

Si tienen dos o más descendientes y la base imponible de la unidad familiar no excede de los 24.000 euros tendrán derecho a una deducción del 10% de la cuota íntegra autonómica. En el caso de ostentar el título de familia numerosa y el de familia monoparental, se sumarán también las deducciones de 300 y 600 euros, respectivamente.

Los y las contribuyentes de la Comunitat Valenciana también podrán beneficiarse de una deducción del 15% de las cantidades destinadas a la custodia en guarderías y centros de primer ciclo de educación infantil con un límite de 270 euros por cada hijo; 418 euros por cada hijo mayor de 3 años y menor de 5 para la conciliación del trabajo con la vida familiar; 153 euros por la realización por uno de los cónyuges de la unidad familiar de labores no remuneradas en el hogar, y 100 euros adicionales para la adquisición de material escolar en Primaria y Secundaria si el contribuyente se encuentre en situación de desempleo.

En materia de discapacidad, los valencianos y valencianas podrán deducirse hasta 179 euros si tienen un grado de minusvalía igual o superior al 33% y una edad igual o superior a 65 años.

Por su parte, en el caso de ascendientes mayores de 75 años, o mayores de 65 años que sean discapacitados físicos o sensoriales, con un grado de minusvalía igual o superior al 65%, o discapacitados psíquicos, con un grado de minusvalía igual o superior al 33%, cuando convivan con el contribuyente y no tengan rentas anuales, excluidas las exentas, superiores a 8.000 euros, la deducción podrá alcanzar los 179 euros.

También se puede practicar una deducción del 21% de las cantidades satisfechas por la adquisición de abonos culturales de empresas o instituciones adheridas al convenio específico suscrito con Culturarts Generalitat sobre el Abono Cultural Valenciano y del 10 por ciento de las cantidades destinadas a la adquisición de vehículos eléctricos nuevos de movilidad personal.

Finalmente, se establecen deducciones del 20 por ciento para los primeros 150 euros y el 25 por ciento, para el resto del importe, de las donaciones efectuadas durante el período impositivo en los ámbitos de las donaciones con finalidad ecológica, relativas al patrimonio cultural valenciano; donaciones destinadas al fomento de la lengua valenciana, así como otros fines de carácter cultural, científico o deportivo no profesional.

La totalidad de las 30 deducciones que actualmente tiene la Generalitat se pueden consultar aquí: web de la Conselleria.

 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia