Bétera celebró este sábado, 23 de abril, uno de los actos más importantes y solemnes de las Fallas: la Ofrenda a la Virgen de los Desamparados. Este acto se pudo celebrar ayer por la tarde después de dos años sin poder hacerlo, a causa de la pandemia. Tampoco se celebró dentro de la semana fallera de este ejercicio a causa del mal tiempo.

El viento y la lluvia también hicieron acto de presencia pero, finalmente, pudo realizarse dando inicio alrededor de las 16.30 horas.

Las cinco comisiones desfilaban y dejaban sus flores con todo el afecto y devoción, a las puertas de la iglesia de los Desamparados, tal como marca la tradición.

Los componentes de las cinco fallas del municipio iban desfilando acompañados por la música de la charanga de cada agrupación y siendo presentadas una por una. El punto de partida era la Glorieta del municipio, donde todas las comisiones se concentraban para partir hacia la citada iglesia. En primer lugar, entraba en la avenida de la Constitución la comisión de la Falla La Barraca.

La charanga de la Falla La Barraca “Xe quin so” encabezaba la citada comisión, seguida del estandarte de la comisión mayor. En esta ocasión no desfilaron niños a solas. Estos fueron acompañados de sus familias. A continuación, llegaban los máximos representantes infantiles Daniela Redondo Izquierdo y Pablo Siñuela Lara. Cada grupo lo cerraba los máximos representantes de su comitiva. Después del grupo de adultos, llegaban Sandra Buendía Lleó y Francisco Miguel Sandiego Campos, conocido familiarmente como “Tulonet”.

La Falla L’Albereda era la segunda en desfilar, con sus diferentes grupos, donde también hubo un buen número de familias desfilando juntas. La charanga “Xe la Tropa”, abría la entrada de esta comisión, seguida de su estandarte y los diferentes grupos, cerrándolos Andrea Toral Navarro y Guillermo Toral Navarro como máximos representantes infantiles y Vanessa Navarro Clavel e Isaac Rodríguez Gutiérrez como máximos representantes de la comisión adulta.

Después, la ofrenda continuó con la Falla Carraixet, encabezada por la charanga “Tots per l’aire” y su estandarte infantil, cerrando el grupo de infantiles Erika Poveda Domínguez y Álvaro Amposta Pons. El grupo de adultos lo cerró la Fallera Mayor Júlia Garrido  Montagut y el Presidente Valeriano Moreno  López, conocido familiarmente como “Vale”.

En cuarto lugar, entró la Falla Gran Vía del Este. La charanga “Che que bo”, era la encargada de abrir el desfile de esta comisión con su respectivo estandarte. Elena Carretero Herrera y Erik Castillo Aparísi lucieron como máximos representantes infantiles y Natalia Asensi Enguídanos y Miguel Lucio Pérez  Pérez como Fallera Mayor y Presidente de la comisión.

La Falla Gran Vía del Sur fue la última comisión en entrar en la Avenida Constitución, de la mano de la charanga “Casino Musical de Godella” y su estandarte. Karen Ibáñez Martínez y Maties Marqués Durán desfilaron como representantes infantiles y Marta Piá Vila y Vicent Manel Miret González, conocido como “Rullo, como Fallera Mayor y Presidente de esta comisión. Cómo en el resto de comisiones, algunos falleros desfilaron en familia.

Como cada año, los más pequeños eran los que más sonrisas despertaban entre los vecinos y vecinas que se acercaban hacia el lugar. De hecho, algunos de ellos desfilaban por primera vez en la ofrenda.

Las Falleras Mayores y Presidentes de cada Falla también recibían los mayores aplausos.

Después del recorrido de las cinco comisiones, la colla de tabal y dulzaina “Xe que burrà” abría el paso en la entrada de las Falleras Mayores de Bétera, Carla y Mª Ángeles. La Fallera Mayor Infantil del municipio, Carla López Capella, desfiló seguida del concejal municipal de Fiestas, Manuel Pérez Salavert. Posteriormente, la Fallera Mayor de la localidad, Mª Ángeles Valls Aparísi, desfilaba seguida del Presidente de la Junta Local Fallera, Edgar Jorro Costa.

La real Señera, llevada por niñas y niños falleros y el hijo de la Fallera Mayor de Bétera, cerraba el desfile. Seguidamente, cada máximo representante entró a la iglesia de los Desamparados para ofrendarle a la virgen dentro de la parroquia.

Después de esta ofrenda, los máximos representantes salieron del iglesia y se colocaron en un escenario ubicado en la avenida. Allí, la presentadora del acto, nuestra redactora Carmen Sorlí Contreras, leyó unos versos escritos por ella dedicados a la Virgen de los Desamparados y al Mundo Fallero. Seguidamente, sonó el himno de València y el acto finalizaba con un castillo de fuegos artificiales.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia