El Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat dio esta mañana por finalizada la preemergencia por lluvias y tormentas en los litorales de las provincias de Castellón y norte de Valencia.

Se mantiene la preemergencia por lluvias en el sur de Valencia, así como el riesgo amarillo en Alicante por lluvias, fenómenos costeros y vientos, en este último caso, solo en el litoral sur.

El 112 informó que las precipitaciones máximas en las últimas cuatro horas de la madrugada dejó 72,8 litros por metro cuadrado en Quesa; 72,3 en Cotes; 61,6 en Càrcer; 54,8 en Alzira, y 53,2 en Guadassuar 53, según los registros de la Associació Valenciana de Meteorologia (Avamet).

Además, la Confederación Hidrográfica del Júcar registró 94,8 litros por metro cuadrados en Quart de Poblet en cuatro horas; 54,8 en Antella; 48,6 en Càrcer, 47 en Tous, y 35,6 en Vilamarxant.

Desde las 22.00 horas del martes 02 de mayo hasta las 8.00 horas de este miércoles, el teléfono único de emergencias 112 de la Generalitat atendió 1.563 llamadas relacionadas con el episodio de lluvias, y gestionó 1.083 incidentes.

València acumula algo más de 232 litros de lluvias en poco más de 24 horas

La ciudad de Valencia acumuló 232,2 litros por metro cuadrado en poco más de 24 horas debido a la tormenta que afectó a esta zona, especialmente a última hora de la tarde de este martes, y que causó numerosos problemas en el tráfico, cortes en el metro y el tranvía y pequeñas inundaciones.

El pluviómetro de València registró 172.4 litros por metro cuadrado desde las 09.00 horas del martes, que sumados a los 59.8 de la madrugada de ese mismo día, dieron un total de 232.2 litros en poco más de 24 horas, según la Agencia Estatal de Meteorología.

Esta jornada se ha convertido en el día de mayo de más precipitación acumulada en la ciudad de València desde que hay registros, superando al 25 de mayo de 1871, y este mayo es ya el de más precipitación acumulada en la ciudad, superando al del citado año del siglo XIX.

La fuerte tormenta obligó a rescatar a varias personas de vehículos atrapados por el agua en las poblaciones de Paterna, Alzira y Algemesí, y suspendió durante varias horas la circulación del metro y el tranvía, que ha quedado restablecida a las 06.30 de este miércoles, además de cortar túneles y provocar inundaciones.

La Universitat Politècnica de València ha suspendido durante todo el día de hoy la actividad presencial de toda la comunidad universitaria en el campus de Vera, mientras que la Universitat de València ha declarado nivel de emergencia 1, que implica que se mantiene la actividad lectiva así como los exámenes programados, pero la no asistencia “por circunstancias que justificadamente impidan el desplazamiento del estudiante a los campus” no tendrá perjuicios sobre el rendimiento académico, y los exámenes se podrán realizará en una fecha alternativa. La presencialidad se recuperará este jueves.

Las provincias de Valencia y Alicante y la mitad sur de la de Castellón permanecen este miércoles en alerta nivel amarillo por precipitaciones y tormentas que podrían acumular 20 litros por metro cuadrado en una hora y 60 l/m2 en doce horas.

Los bomberos realizan una decena de rescates por las lluvias en Paterna

El Consorcio de Bomberos de Valencia rescató a cerca de una decena de personas en el término municipal de Paterna que se habían visto atrapadas por la fuerte tromba de agua que cayó a última hora de este martes en diferentes puntos de la Comunitat Valenciana.

Esta localidad ha sido el punto que ha registrado más complicaciones durante la pasada noche, según el Consorcio, que ha auxiliado a algunos vehículos que se habían quedado atrapados en una zona de barranco inundable, en el camino de Algemesí, y ha rescatado a un total de siete personas.

En la CV-31, los bomberos han rescatado a un conductor de ambulancia que se ha tenido que refugiar en el techo del vehículo cuando ha subido el nivel del agua en la carretera.

También en Paterna, han tenido que socorrer una mujer que iba a pie y se había quedado rodeada de agua en la zona de la estación de tren y que no podía salir por sus medios.

A pesar de que en esta zona se han producido las situaciones más complicadas, también se han recibido otros avisos por achiques en edificios o sanear árboles, entre otras incidencias, en puntos como Burjassot o Moncada.

En la provincia de Castellón, los bomberos también han tenido que auxiliar durante la tarde del martes a algunos vehículos atrapados por la lluvia en Nules y Oropesa, aunque todos sus ocupantes se encontraban en buen estado.

En Bétera, a causa de las inclemencias meteorológicas el Ayuntamiento ha indicado que está en proceso de reparación de las calles afectadas por las lluvias.

Además, la fuerte tromba de agua caída durante la pasada noche provocó la caída del muro de la vivienda de la calle Ermita, 17 de Riba-roja de Túria. El derrumbe se produjo sobre la calle Eresma, sin tener que lamentar daños personales aunque si materiales. El muro cayó sobre dos vehículos que quedaron totalmente destrozados.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga se ha desplazado esta mañana a la zona junto con la arquitecta municipal y el jefe de la Policía Local, que ya intervinieron anoche tras conocer lo sucedido.
Ahora se está a la espera del peritaje de los daños y la actuación del Ayuntamiento para retirar los escombros de la calzada.
Imprimir article
Comenta aquesta notícia