La Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, a través de la Dirección General de Trabajo, ofrecerá ayudas de más de 9.000 euros durante tres años a las empresas por cada persona trabajadora que se sume a la jornada de 32 horas,  siempre que exista un acuerdo previo con la representación legal del empleado y un plan de mejora de la productividad.

Son las primeras ayudas públicas que activa una institución para las empresas que voluntariamente decidan participar en este proyecto, y se distribuyen en una subvención de 5.492,19 euros por trabajador incorporado al plan el primer año, 2.746,10 euros el segundo, y 1.373,05 euros el tercer año.

El secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, presentó el pasado jueves esta iniciativa de la Conselleria de Economía que prepara el Consell y que está sometida a las condiciones de existir un acuerdo previo con la representación legal de los trabajadores y un plan de mejora de la productividad, para el que contarán con el apoyo del IVACE.

“Estamos trabajando más de cien horas de la media europea, pero somos uno de los países menos productivos. No es cierta la ecuación de que a más horas de trabajo, mayor productividad, hay alguna cosa que falla y probablemente sea la productividad”, ha señalado.

El Consell pretende, ha dicho, realizar una reflexión “en voz alta, con especialistas, con empresas que ya lo han puesto en marcha, con los sindicatos, conocer también las experiencias que se han llevado a cabo en otros países para que nos den su opinión sobre cómo producir mejor para poder trabajar menos”.

En referencia al momento actual de crisis energética, el director general de LABORA ha enfatizado la necesidad de abrir este tipo de debates de fondo sobre los problemas actuales del mercado laboral, abordando nuevas iniciativas como esta que pueden contribuir directamente a mejorar la productividad, reducir desplazamientos y optimizar el uso de la energía en las empresas.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia