Todos los municipios con planes y ordenanzas locales de quema presentados con anterioridad a la entrada en vigor de la ley estatal de residuos y suelos contaminados para una economía circular, pueden mantener el uso del fuego para la eliminación de los restos agrícolas.

El departamento autonómico, que preside la consellera Mireia Mollà, ha emitido una nota que aclara lo dispuesto en la disposición transitoria cuarta de la ley, que reconoce la potestad de establecer un período transitorio de tres años a aquellos Ayuntamientos que hubiesen planificado en su término municipal el uso del fuego, a través de autorizaciones ya existentes o solicitudes presentadas previamente a la entrada en vigor de la norma estatal el pasado 10 de abril.

La consellera Mireia Mollà ha indicado que la interpretación aclaratoria “despeja las dudas de los agricultores respecto a las quemas agrícolas provocadas por la nueva ley estatal, que otorga a los Ayuntamientos un periodo transitorio de tres años para adaptarse a la nueva legislación del Gobierno”.

En la Comunitat Valenciana hay 392 municipios con Planes Locales de Quemas y otros 33 que presentaron la documentación antes de la entrada en vigor de la ley (el 78,5% del total) a los que se añaden aquellos que han arbitrado ordenanzas locales.

La Conselleria recuerda que los Planes Locales de Quemas contemplan las singularidades de cada territorio e incorporan los conocimientos de los sectores implicados, con el fin de asegurar al máximo la conservación de los montes frente al riesgo de incendio forestal.

La interpretación señala, asimismo, que se pueden realizar las quemas agrícolas o forestales autorizadas con fecha anterior al 10 de abril, con los límites y condiciones establecidos en la normativa de prevención de incendios forestales.

Agricultura reforzará, además, las ayudas destinadas a los municipios -cuyo plazo está abierto hasta el 19 de mayo- para la promoción de sistemas alternativos a la quema agrícola como método de eliminación de estos restos.

El departamento de Mireia Mollà autorizará las quemas agrícolas individuales para evitar la propagación de plagas e incendios, que también será de aplicación en aquellos municipios sin plan local de quemas. La medida favorecerá el sistema para proceder a quemas individuales mediante una declaración responsable del titular que se entregará en el Ayuntamiento.

Mollà ha subrayado la “necesidad de dotar de seguridad al sector agrario mediante una transición progresiva y acompañada que facilite la adaptación a un modelo de Economía Circular y gestión sostenible de los residuos”.

Cabe decir que esta información fue publicada tras que la Unió de Llauradors exigiese este pasado jueves que se diese una solución inmediata a la “confusión” existente sobre las quemas agrícolas, y alertó de que instaría a la desobediencia si finalmente se prohíben, porque solo queda lo que resta de mes para deshacerse de los restos de poda en las explotaciones agrarias.

La organización profesional agraria reclamó además a la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, que destituyese al o los responsables de su departamento que no alegaron contra la nueva ley estatal de residuos, que “deja en el aire” la posibilidad de quemar, pues en un artículo las prohíbe y en otro las permite.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia