Más de un millón de valencianos y valencianas tienen un diagnóstico activo de hipertensión arterial. En concreto, son 1.079.553 personas. Por grupos de edad, el más frecuente es el de personas de entre 70 y 74 años (151.187 personas), seguido del grupo de entre 75 y 79 años (140.891) 65 y 69 años (137.642 personas), 60 y 64 años (130.853) y 55 y 59 años (109.872 personas).

Por sexos, 553.018 son mujeres y 526.515 hombres. Hasta la edad de 70 a 74 años, la hipertensión arterial es más frecuente en los varones que en las mujeres, tendencia que varía a partir de ese grupo de edad, en el que las mujeres son más hipertensas que los hombres.

Estos datos se han ofrecido con motivo de la celebración del Día Mundial de la Hipertensión Arterial hoy martes, 17 de mayo.

La hipertensión arterial (HTA), definida como una presión arterial igual o superior a 140mmHg (la máxima) y/o 90 mmHg (la mínima) es el factor de riesgo más importante y frecuente para sufrir una enfermedad cardiovascular (infarto, ictus, insuficiencia cardíaca), así como disminución de la función renal y riesgo de demencia. Hay que recordar que las enfermedades del sistema circulatorio son la primera causa de muerte para mujeres y segunda en hombres en la Comunidad Valenciana son según los últimos datos disponibles.

Las causas más frecuentes de la HTA son la obesidad, el sedentarismo, el consumo excesivo de sal y si hay familiares hipertensos de primer grado, aunque en ocasiones la elevación de la tensión es por la toma de fármacos/drogas, por lo que deber revisarse su consumo.

Según el doctor Josep Redón, ex jefe de Servicio de Medicina Internal del hospital Clínico, catedrático de la Universitat de València i exdirector del INCLIVA, “el abordaje terapéutico debe combinar medidas de reducción de peso si hay obesidad, ejercicio físico moderado y restricción de los alimentos con excesivo componente de sal y alcohol”.

Para el tratamiento con fármacos, existe un amplio arsenal y se aconsejará teniendo en cuenta las características y el nivel de presión arterial del paciente. Sin embargo, “cualquiera que sea el tratamiento que se inicie – continúa Josep Redón -, debe vigilarse si es eficaz o no, si tiene efectos secundarios y sobre todo si el paciente es adherente a la toma de fármacos, ya que la frecuencia de abandonos o tomas irregulares es más frecuente de lo deseado”.

Pacient Actiu

El programa Pacient Actiu de la conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ofrece desde 2015 apoyo a las personas con alguna enfermedad crónica para que adquieran un mejor autocuidado de su salud. Se desarrolla mediante talleres que imparten otras personas afectadas por enfermedades crónicas.

Según datos del Informe de Evaluación Final del Plan de Salud 2016-2020 de la conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, el número de participantes en el programa Pacient Actiu ha pasado de 10 departamentos de salud en 2015 a la totalidad de departamentos (24) de la Comunitat Valenciana en 2019. En concreto, el número de talleres realizados del programa Pacient Actiu ha pasado de 16 en 2015 a 50 talleres en 2019 (último año disponible).

La educación de los pacientes para el autocuidado se convierte en una herramienta fundamental en el contexto de las enfermedades crónicas, como la hipertensión arterial, pero también en otras como la diabetes, hipercolesterolemia, enfermedades cariovasculares, respiratorias, con dolor crónico y otras enfermedades físicas o mentales. En estos talleres se facilita el intercambio de conocimientos entre personas que comparten la experiencia de alguna enfermedad crónica, con el fin de mejorar su calidad de vida.

Estos talleres se realizan en tanto en los diferentes departamentos de salud de la Comunitat Valenciana, así como en la Escuela Valenciana de Estudios para la Salud (EVES), dentro de las actividades de formación propia en lo que se conoce como Formación en Salud para la Ciudadanía, con objeto de formar en educación para la salud a la ciudadanía en general y de manera específica a pacientes de enfermedades crónicas, sus familiares y cuidadores. De igual manera ofrece esos mismos servicios a asociaciones de pacientes y otras entidades de participación ciudadana.

Estudios en marcha

El doctor Josep Redón destaca que “hay estudios actualmente en marcha que tratan de precisar la importancia de medir la presión arterial con equipos de monitorización durante 24 horas de forma ambulatoria, así como medidas más precoces y precisas de las repercusiones de la tensión en las arterias”.

Según Redón, “la investigación de nuevos fármacos que puedan reducir la presión arterial y además proteger mejor el corazón, los vasos y el cerebro, se está basando en estudios de nuevas moléculas y datos genéticos”.En la Unidad de Hipertensión del INCLIVA se está trabajando durante varios años en estos campos y últimamente con los nuevos fármacos en un camino hacia la medicina personalizada, especialmente para los pacientes que tienen elevación de la presión arterial que no se controla fácilmente con los fármacos actuales, los llamados hipertensos resistentes”, concluye Josep Redón.

Dieta saludable, ejercicio y aceite de oliva para prevenir la hipertensión
Una dieta cardiosaludable, realizar ejercicio regularmente y usar aceite de oliva, además de no fumar y evitar un consumo excesivo de alcohol, son los consejos de la jefa del servicio de Cardiología del hospital Quirónsalud de Valencia, Catheline Lauwers, para prevenir la intensión.

Con motivo del día mundial de esta enfermedad la experta ha recordado que la hipertensión es una las principales causas de los ictus, los infartos y la insuficiencia renal.

Según un comunicado de Quirónsalud, en España se estima que puede haber más 18 millones de hipertensos de diverso grado, lo que supone el 38 por ciento del total de españoles, de los que el cuatro de cada diez desconoce que los son.

Según Lauwers, la hipertensión no presenta síntomas, por lo que es muy frecuente que un porcentaje importante de los pacientes no sepan que lo son.

”En el caso de presentar síntomas”, ha señalado José Nieto, jefe del servicio de Cardiología del hospital Quirónsalud de Murcia, “éstos pueden ser cefaleas, nauseas o vómitos, dificultad para respirar, dolor de pecho, confusión, problemas de visión o sangrado por la nariz”.

En cuanto a las causas, Rafael Florenciano, jefe del servicio de Cardiología del hospital Quirónsalud de Torrevieja, ha indicado que son desconocidas salvo en un pequeño porcentaje de casos, donde se pueden encontrar motivos hormonales o vasculares.

“Es verdad”, ha explicado el especialista, “que existe un componente genético importante ya que de padres hipertensos, hijos hipertensos”, lo que respalda que la heredabilidad estimada se sitúe del 35 al 50%”.

Los especialistas de Quirónsalud advierten de que unas cifras persistentemente elevadas de tensión arterial afectan al organismo desde múltiples puntos de vista.

“A nivel arterial”, ha apuntado Nieto, “provoca un engrosamiento y rigidez de las paredes de los vasos, lo que afecta al corazón, al cerebro y el riñón, y que en caso de ser de forma brusca dará lugar a un infarto o ictus” mientras que “también puede causar la dilatación o rotura arterial, pudiendo producir una hemorragia cerebral o un aneurisma”.

Para su tratamiento el doctor Florenciano recomienda seguir las pautas farmacológicas en el caso de que hayan sido recomendadas por el médico, así como llevar una dieta baja en sal y realizar ejercicio físico de manera regular.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia