El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha inaugurado esta semana las IV Jornadas de Turismo de la Comarca del Camp de Túria que se han celebrado en la Sala Noble del Espacio de Arte Contemporáneo “El Castell” de Riba-roja y en las cuales ha destacado “la reciente apuesta del municipio por el turismo gastronómico, de la mano de Turismo Valencia y el chef Joan Clement, y por la tecnología para ser un destino turístico inteligente”.

En su intervención, Raiga ha afirmado que “este tipo de encuentros son muy positivos porque se convierten en foros de intercambio y de propuestas innovadoras  y de futuro que redundan en el beneficio de la promoción turística de la comarca, puesto que el turismo es un agente dinamizador de la economía local muy importante”.

Así mismo, el alcalde ha manifestado que “somos una comarca atractiva y acogedora, rica en cultura, historia y gastronomía”. En este sentido, ha recordado el trabajo que se está desarrollando en Orilla-roja por el turismo de calidad, de interior, sostenible, que pose en valor la naturaleza con el Parque Natural del Turia y la historia con sus yacimientos arqueológicos visigodos únicos a Europa”.

Las Jornadas, organizadas por El Periódico de Aquí y moderadas por su director, Pere Valenciano, han iniciado su programa de intervenciones con la ponencia de la técnico de Turismo de Orilla-roja, Patricia Planells, titulada “ Riba-roja de Túria hacia un destino turístico inteligente”.

Planells ha explicado el trabajo que se ha llevado a cabo en la localidad para ser un destino “sostenible, accesible, competitivo e inteligente”. “Desde 2019 – ha continuado la técnico- Orilla-roja está adherida en la Red DTI-CV para convertirse en un destino turístico inteligente. Esto ha supuesto analizar nuestra situación inicial respecto al modelo de Destino Turístico Inteligente (DTI) y elaborar un Plan que recoge las actuaciones y la metodología de trabajo para la puesta marcha de los 5 esos DTI: gobernanza, sostenibilidad, accesibilidad, innovación y conectividad”.

Patricia Planells ha indicado que la aplicación de la tecnología a la oferta turística de Orilla-roja se ha plasmado, por ejemplo, en “la adaptación de la oferta de rutas de senderismo a las nuevas tecnologías con la creación de un mapa interactivo y códigos *QR que permiten a los visitantes tener información al instante”.

“Pero, además, el ser un DTI implica otras acciones como la sensorización. En este sentido, en Orilla-roja instalaremos unas balizas de conteo de personas porque nos ofrezcan datos ajustados en la realidad y nos ayudan a mejorar la toma de decisiones. Ser inteligente es tener datos y usarlos en beneficio no solo del turista sino también del residente”.

Las Jornadas han continuado con la participación de Antonio Ballester, director del Parque Natural  del Turia, quien ha destacado “el atractivo y las oportunidades tan importantes que ofrecen los recursos naturales para el turismo como ocurre con el Parque Natural del Turia, siempre conjugando ambos imputs desde la sostenibilidad”.

Además, Ballester ha destacado las mejoras que ha supuesto el Decreto de 2021, con la inclusión de tres nuevos municipios (Chulilla, Bugarra y Gestalgar) y el incremento de la extensión del parque al doble de las hectáreas que tenía, “lo cual implica intensificar los trabajos y los recursos humanos” y ha anunciado dos proyectos futuros como son que el río Turia llego al mar y su conexión con el Cabriel “para poder pasar de una comunidad a otra y llegar a Castilla-La Mancha”.

La tercera ponencia ha sido a cargo de María de Manuel, responsable del servicio de turismo de la Mancomunidad Camp de Túria, y Maite Subirats, gerente del Plan de Dinamización y Gobernanza turística. Ambas han señalado la importancia de este Plan porque “intenta posicionar, promover e impulsar el destino turístico de la comcarca de la mano de la colaboración público-privada. Es una carrera de fondo en la cual hay que crear sinergias entre todos”.

Arqueología y gastronomía en la segunda parte de las Jornadas

Después de la pausa, las IV Jornadas de Turismo de la Comarca del Camp de Túria se han retomado con la intervención de Mavi Aparisi, técnico de Turismo y Patrimonio del Ayuntamiento de Bétera, en la cual ha explicado las rutas de turismo inclusivo que “hemos puesto en marcha porque la accesibilidad en la el turismo sea una realidad y llegue a todos”.

Por su parte, el alcalde de Olocau, Antonio Ropero, ha explicado “cómo el patrimonio BIC que tiene Olocau ha servido para arraigar en la población y evitar esa despoblación que sufren muchos municipio de la provincia de València. No es el caso de Olocau porque hemos incrementado nuestra población prácticamente al doble en menos de 10 años, pero demuestra que el turismo sirve para lo cual y, sobre todo, el dar a conocer esos monumentos BIC en las mejores condiciones es fundamental”.

La última ponencia ha sido a cargo del director técnico de centro de interpretación de la cocina histórica, el chef Joan Clement, en la cual ha hecho una magnífica interpretación de la historia visigoda desde el punto de vista gastronómico. En su intervención ha anunciado que se promovió  la creación de una Red de municipios de la Comunidad Valenciana relacionados con la gastronomía histórica que contará con la participación de entidades públicas y privadas locales y que ampliará su ámbito de actuación a nivel nacional e internacional.

Finalmente, Lola Celda, presidenta de la Mancomunidad Camp de Túria, ha clausurado este foro en el cual ha apostado para convertir “este Camp de Túria en uno en lo referente a nivel turístico. Este es nuestro reto y nuestro compromiso y, por eso, tenemos que trabajar de manera coordinada entre los municipios”. “Somos los embajadores – ha destacado- de una tierra con mucha riqueza y tenemos que poner todos los recursos al servicio del turismo. Somos 17 municipios con encanto, especialmente por las personas que forman esta comarca”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia