(EFE).- Docentes de un centenar de escuelas valencianas se formarán contra el abuso sexual infantil dentro de un proyecto europeo que pretende mejorar las capacidades del profesorado para abordar, tanto en la prevención como en la detección, este problema de la que una de cada cinco personas ha sido víctima.

El proyecto, coordinado por el Instituto de Derechos Humanos de la Universitat de València (IDH-UV), se denomina “Multiplicar las capacidades para combatir la violencia sexual infantil” (EDUCAP por sus siglas en inglés) y su investigador principal es el profesor José Antonio García Sáez, según detalla la UV.

En colaboración con Save the Children, la Universitat de Barcelona y la Universidad Carlos III de Madrid, se ha constituido un equipo multidisciplinar compuesto por profesionales de la educación, la psicología y el derecho para proponer un plan de formación al profesorado con el que atajar el abuso sexual contra la infancia.

El informe “Ojos que no quieren ver”, publicado por Save the Children, “revelaba la escandalosa cifra de que una de cada cinco personas ha sido víctima de violencia sexual durante su infancia”, explica García Sáez.

Recuerda que el Parlamento Europeo ha reconocido que el abuso y la explotación sexuales constituyen violaciones graves de los derechos humanos y que la Directiva 2011/93/UE relativa a la lucha contra los abusos y la explotación sexual de los niños y la pornografía infantil establece la obligación de formar a los profesionales en materia de violencia sexual contra la Infancia.

Sin embargo, añade, “se constata que esta obligación sigue sin cumplirse en diversos países europeos, entre otros España”, y el proyecto EDUCAP “pretende atajar esta carencia de formación con respecto a los docentes de la Comunidad Valenciana” porque el profesorado “se sitúa en una posición clave, que hace que a menudo constituya la puerta de entrada al sistema de protección contra la violencia”.

Los objetivos del proyecto pasan por mejorar las capacidades de los docentes para abordar la violencia sexual contra la infancia, tanto en la prevención como en la detección.

Para conseguir ese objetivo, y en coordinación con las instituciones educativas, EDUCAP propone un ambicioso plan piloto de formación para el profesorado de cien escuelas de la Comunitat Valenciana.

En una primera fase se formará a profesores con el objetivo de que, a través del sistema de formación de formadores, se multiplique el efecto del programa “convirtiendo a los docentes que reciban esta formación en unos agentes activos, que actúen de forma coordinada entre sus centros para combatir el abuso sexual contra la infancia”.

Finalmente, se elaborará una guía docente sobre la materia a partir de un análisis previo sobre las carencias de formación en este tema por parte del profesorado.

La delegada del Gobierno lamenta “el retroceso a la cultura de la violación”

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, señaló este martes tras las violaciones grupales que habrían ocurrido en Burjassot y Vila-real que hay que preguntar a los hombres “qué les está pasando” para que se esté “retrocediendo a esta cultura de la violación” que se creía “desterrada”.

Calero ha expresado a los medios de comunicación su preocupación ante “el aumento” de los delitos de agresiones sexuales, y ha señalado que se van a sentar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para analizar qué está pasando y qué se puede aportar.

La delegada ha mostrado su respeto a las decisiones judiciales en estos casos, aunque se ha preguntado “qué mensaje” se está dando a la sociedad al dejar en libertad a los presuntos autores. “¿Por ser menores no pasa nada?”, se ha preguntado Calero, quien ha afirmado que se trata de hechos delictivos que espera que se juzguen y que “al final cada uno quede en su sitio”.

Calero ha insistido en que hay que ser respetuosos con las decisiones judiciales, “nos gusten más o nos gusten menos”, y ha reivindicado que las mujeres tienen “todo el derecho” a ir como quieran, de salir cuando y con quien quieran, tengan la edad que tengan, y por ello ha preguntado a los hombres: “¿Qué os está pasando?”.

En su opinión, uno de los problemas actuales es que los jóvenes se educan en la sexualidad desde el prisma de la pornografía, algo que no puede seguir, sino que tanto los hombres como las mujeres deben vivir la sexualidad “de una forma más natural”.

La delegada del Gobierno ha defendido también que haya educación sexual en las aulas, sin eximir de su responsabilidad a las familias y a la sociedad, que transmite valores y mensajes en los medios de comunicación como el “dinero fácil” o el “todo vale”.

El equipo judicial de Menores “ya trabaja” con los investigados de Vila-real

El equipo técnico del juzgado de menores “ya está trabajando con los perpetradores” de la violación grupal que se investiga pudo sufrir una joven de 18 años en las fiestas patronales de Vila-real por parte de varios menores de edad y, en un futuro, “el sistema socioeducativo reconducirá sus vidas”.

Así lo aseguró también este martes la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, durante un desayuno informativo durante el cual se refirió a los tres menores implicados supuestamente en esa agresión sexual en Vila-real y que han quedado en libertad con medidas cautelares.

Preguntada por ese caso y el ocurrido el lunes de la semana pasada en Burjassot, donde otros cinco menores también fueron detenidos y posteriormente quedaron en libertad vigilada por la agresión sexual que habrían sufrido dos niñas, Oltra ha dicho que estos hechos resaltan la necesidad de la Estrategia valenciana contra las violencias sexuales.

En el caso concreto de Vila-real, ha dicho, “el equipo técnico del juzgado de menores ya está trabajando con los perpetradores que están en conflicto con la ley”, y cuando el fiscal establezca las medidas “nuestro sistema socioeducativo reconducirá las vidas de estas personas” para que sean “ciudadanos que respetan la sociedad y aportan”, que deberán “ser ejemplares y no personas con actitudes que no tienen cabida en una sociedad”, y eso “deben aprenderlo”.

Una vez se dan estos casos, ha añadido, “tenemos un sistema de protección”, porque se trata de menores de edad, que está orientado a una vertiente “no de castigo, sino socioeducativa”.

“De que sean conscientes del mal que han hecho, de que deben reparar ese mal y que en la vida se debe respetar a las personas, su libertad y la ley”, ha agregado.

Preguntada por el hecho de que los jóvenes acusados de la agresión sexual cometida en Burjassot fueron aplaudidos a su salida de la Ciudad de la Justicia de València, la vicepresidenta ha indicado que fue algo que le “impactó mucho” y ha añadido: “Jalear a la puerta del juzgado no parece lo mejor en ningún caso hasta saber qué ha pasado, y menos en circunstancias que pueden ser muy dolorosas”.

Ante este tipo de episodios, ha dicho la consellera, “nos debemos conjurar como sociedad porque la educación es una cuestión de todos nosotros”, y ha dicho que algunas expresiones de la “extrema derecha” hacen “mucho daño”.

Ante el hecho de que una ley diga que para que haya relación sexual debe haber consentimiento de las dos partes y que se diga que eso perjudica a los hombres, Oltra se ha preguntado si Vox quiere decir que “los hombres pueden ir por ahí cogiendo todo lo que quieran y pueden ir violando a la gente”.

Estos mensajes, ha señalado, son “muy peligrosos” cuando “caen en personas que todavía no tienen la madurez adulta para hacer la reflexión” y “hacen mucho daño”.

A su juicio, “hemos de plantearnos como sociedad lo que está haciendo la extrema derecha con un mensaje como ese y lo que hace en una mente todavía no madura”, así como hacer “una reflexión colectiva para condenar mensajes que jalean las agresiones sexuales o van en contra de los derechos o la libertad sexual de las mujeres”.

Puig pide que la justicia llegue “hasta el final” de lo que pasó en Burjassot

Por otra parte, el Presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, pidió este lunes que la justicia llegue “hasta el final” sobre la presunta agresión sexual a dos niñas en Burjassot y que se sepa “qué es lo que realmente pasó”.

Puig ha asegurado que le produce “una enorme consternación” tanto el propio suceso del pasado lunes como las reacciones que ha habido, aunque ha defendido que hay que ser “absolutamente respetuosos con el trabajo de la justicia” y hay que saber “exactamente qué pasó y en qué condiciones pasó”.

El presidente ha señalado que “nunca” se puede “confundir quiénes son las víctimas y quiénes los verdugos”, aunque ha afirmado que en este momento “no se puede hacer más apreciación que la consternación” y que, desde el respeto hacia la justicia, se llegue “hasta el final de lo que pasó” y se tomen en ese momento las decisiones que correspondan.

Puig ha insistido en que le produce “una gran tristeza” que ocurran estas situaciones, porque tiene que ver con una “enfermedad social grave”, el que “aún haya una mentalidad machista en la que se piense que los hombres pueden en un momento determinado tener una cierta autoridad, privilegio, sobre las mujeres”, lo que le parece “terrible”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia