La Generalitat Valenciana ha decretado este lunes el nivel máximo de riesgo de incendios forestales en la Comunitat Valenciana y por tanto ha reforzado los vuelos y las rutas de vigilancia preventiva para cubrir las zonas boscosas más susceptibles de que se declaren incendios.

Así lo ha anunciado la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, en la presentación junto al presidente de la Diputación de Castellón, José Martí, del dispositivo de medios de extinción de incendios forestales de la campaña de verano de 2022 en la provincia.

Bravo se ha reunido con los servicios de emergencias y seguridad para analizar la situación ante el riesgo extremo de incendios y la posibilidad de tormentas secas en el interior de las provincias de Valencia y Castellón, según fuentes de la Conselleria.

En este sentido, Bravo ha recordado que todo el dispositivo de prevención y extinción de incendios de la Comunitat Valenciana “está plenamente operativo y preparado para activarse”, y ha reiterado la petición a la ciudadanía de responsabilidad si se realizan actividades en los espacios naturales y colaboración con los servicios de emergencias si son testigos de un fuego y humo para que llamen alertando rápidamente al teléfono de emergencias 112.

La consellera ha insistido en la apuesta “clara y firme de la Generalitat en trabajar codo con codo con el Consorcio de Bomberos de Castellón”, al que su departamento aporta cada año 4,6 millones de euros para la lucha contra el fuego y la prevención de incendios.

La Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias cuenta con 840 personas para la intervención en toda la Comunitat, con una presencia especialmente destacada en la provincia de Castellón, la segunda más montañosa de España.

Un total de 279 personas, entre bomberos y bomberas forestales de la Generalitat, técnicos y personal logístico conforman esta campaña del verano de 2022 el operativo de extinción en Castellón, junto con las dotaciones del Consorcio de Bomberos de esta provincia.

Serán 18 unidades terrestres de bomberos y bomberas forestales de la Generalitat, 2 unidades helitransportadas, 16 autobombas, 21 vehículos todo terreno, 3 aviones (2 de carga en tierra y 1 anfibio) y 2 helicópteros de coordinación y extinción.

Asimismo, esta campaña se va a ampliar el tiempo de servicio de estos helicópteros para que estén operativos durante todo el año, de tal forma que se duplicará la capacidad de respuesta también en los periodos de primavera y otoño.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia