(EFE) El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha aconsejado este lunes que se use la mascarilla en los sitios donde “sea prudente” porque haya falta de ventilación o aglomeraciones de gente, y ha insistido en que quienes aún no se han puesto la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus lo hagan.

Puig, que se ha pronunciado así tras reunirse con el grupo de trabajo de expertos para analizar la evolución de la pandemia de covid-19, ha destacado que el coronavirus “no está de vacaciones” y “permanece entre nosotros”, y ha señalado que se espera que en diez o quince días haya un aplanamiento de la curva de contagios.

Además, ha anunciado que la Comunitat Valenciana pedirá en la próxima reunión del Consejo interterritorial de salud que se planifique la cuarta dosis de la vacuna, para que puede empezar a inocular en otoño, empezando por las personas más vulnerables.

El president ha insistido en declaraciones a los medios de comunicación en que la nueva variante de la covid-19 es “muy contagiosa” y que las personas que tienen menos protección por no haberse vacunado “la sufren más”, por lo que ha insistido en que quienes no se han puesto todavía la dosis de refuerzo lo hagan.

“Todas aquellas personas que aún no recibido la tercera dosis y estén en condición de hacerlo, han de vacunarse”, ha destacado Puig, quien ha defendido que la vacunación constituye una “gran pantalla de protección”, pues “aunque no protege definitivamente todo”, es “bien evidente que tiene un efecto protector extraordinario”.

Asimismo, ha explicado que este verano se van a mantener abiertos todos los centros de vacunación sin cita previa que se han activado en diferentes puntos de la Comunitat Valenciana, con el fin de agilizar la vacunación frente a la covid-19.

Ha descartado que haya que adoptar restricciones este verano en la Comunitat Valenciana por la evolución de la pandemia y ha insistido en que se actúe con prudencia, de forma que ha recomendado que en todos los espacios donde no haya suficiente ventilación o la aglomeración de personas sea grande se lleve mascarilla, sobre todo los más vulnerables, los más afectados por las hospitalizaciones.

Puig ha recordado que la mascarilla ya es obligatoria en estos momentos en los servicios públicos de transporte, en los espacios hospitalarios y sanitarios, y en los lugares donde se pueda producir mayor contacto con los virus.

El president ha explicado que, según apuntan los modelos, el escenario que se contempla es que la Comunitat Valencina comience el mes de agosto con un aplanamiento de la curva de contagios, y ha pedido “responsabilidad” a quienes están contagiados, para que tomen medidas y no provoquen más contagios.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia