(EFE).- La Generalitat Valenciana ha convocado para este próximo lunes, día 29, y de forma extraordinaria, la Comisión Consultiva de Festejos Taurinos Tradicionales (Bous al Carrer) de la Comunitat Valenciana para “abordar la situación actual y una propuesta de recomendaciones a las comisiones festeras dado el incremento de incidencias este verano”.

En la presente temporada de festejos populares ya se han producido siete víctimas mortales -la última una mujer francesa de 73 años este jueves en Beniarbeig-, la cifra más alta desde 2015, cuando se registraron los mismos fallecimientos en toda la temporada. Asimismo, dos personas han resultado heridas en las últimas 24 horas en la Comunitat Valenciana por cornadas, uno de ellos este sábado en Albalat dels Sorells (Valencia) y otro, este domingo, en Vall d’Alba (Castellón).

De este modo, además de las cogidas mortales, se han registrado varios incidentes con menores que han participado en los festejos pese a estar prohibido o incluso que han resultado heridos.

La primera víctima mortal de este 2022 en este tipo de festejos taurinos fue un hombre de 64 años, también de nacionalidad francesa, que murió después de nueve días ingresado en el Hospital de Denia tras ser cogido la noche del 8 al 9 de julio durante los encierros de Pedreguer (Alicante).

Pocos días más tarde, el 12 de julio, otro hombre, vecino de Albacete, fallecía en los ‘bous al carrer’ de Picassent (Valencia); y otro más, este vecino de Meliana, moría también por una grave cogida en los festejos taurinos de esta localidad valenciana.

A principios de agosto, un joven perdía la vida tras sufrir un aparatoso percance por un toro embolado en Soneja (Castellón).

Y durante el pasado fin de semana fallecieron dos personas más: un joven que fue embestido y volteado por un toro en Vallada (Valencia), y otro hombre que sufrió graves heridas al ser cogido en la localidad castellonense de Almedíjar.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia