El Grupo Republicano consigue del gobierno español más margen y más coordinación para adaptar la normativa que prohíbe la quema de restos vegetales de la agricultura.

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica del gobierno español, Teresa Ribera, ha emplazado esta semana a las diferentes administraciones a trabajar coordinadamente para facilitar, también en el tiempo de adaptación a la norma, en la
gestión de los restos vegetales del sector agrícola, que la nueva Ley de residuos estatal prohíbe quemar, salvo excepciones. “Soy consciente de que ha suscitado preocupación por parte de muchos agricultores”, ha reconocido.

La ministra respondía así a una pregunta del diputado republicano Xavier Eritja, que ha denunciado la medida, por apresurada, y “de difícil interpretación” y que provoca que muchas comunidades autónomas no tengan claro como aplicarla. El diputado republicano
ha recordado que el Grupo Republicano en el Congreso ya advirtió de la falta de concreción de la ley en aspectos como este. A pesar de esto, está en vigor “y afectando de pleno el sector agrario”, que tiene prohibido quemar los restos vegetales derivados
sobre todo de la poda y la tala.

Aplicar esta medida “de un día por el otro” significa que los agricultores tienen que afrontar los gastos del tratamiento de estos residuos, “el sector agrario no puede ni tiene que asumir estos costes de gestión”. Y más en un momento como el actual, ha
añadido, con el sector inmerso “en una profunda crisis estructural, agravada por el contexto de crisis política y energética”, traducida en un incremento desorbitado de los costes de producción “y haciendo inviable en muchos casos sus explotaciones”.

Eritja ha reclamado “una solución urgente”, que pasa de entrada por una moratoria en la aplicación de la medida y para que las comunidades autónomas “puedan asumir la gestión y aportar los recursos para hacerlo”. En caso contrario, la prohibición de la
crema puede comportar la acumulación, como ya está pasando, de restos en el propio campo, “con riesgo de incendios y plagas que esto conlleva”.

La secretaría general de Esquerra Republicana del País Valenciano, Maria Pérez, ha destacado la importancia de la medida «justamente hace unos días hablamos de este tema en Penàguila con labradores del Comtat. No puede ser que se cargue al lomo del sector agrario la gestión de los restos agrícolas en un momento tan difícil. Especialmente en las zonas rurales despobladas, donde la supervivencia no está garantizada»

Valencia, 28 de septiembre de 2022. Nota escrita y enviada a Betera.com por parte de Esquerra Republicana del País Valencià – Esquerra Valenciana y transcrita tal cual. No nos hacemos responsables de las palabras escritas en ella. No obstante, estamos abiertos a réplicas.
Imprimir article
Comenta aquesta notícia