La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado entre el 8 el 14 de noviembre una encuesta sobre las intenciones de gasto de los consumidores en el Black Friday. De los resultados se deduce que una gran mayoría de consumidores un 80% se ha dejado seducir por la publicidad de las marcas y los comercios y tiene pensado comprar algo durante los próximos días, sobre todo los menores de 34 años. Una cifra incluso superior a la del año pasado, que ya era alta: un 75%.

La encuesta, que recoge las respuestas de 2.041 consumidores, de entre 18 y 74 años, apunta un gasto medio previsto de 232 euros, frente a los 200 euros que gastaron el año pasado. De hecho, un 14% de entre quienes piensan gastar algo, planea comprar por un valor superior a los 500 euros durante esta campaña de Black Friday. Aunque también hay un 20% de encuestados que reconoce que este año gastará menos por la inflación o su situación económica.

El sector estrella de este año será el de moda, calzado y complementos: un 55% de quienes comprarán algo señalan este tipo de productos. Le siguen los productos de electrónica (39% de los compradores), pequeño electrodoméstico (23%) y los juguetes (19%). También serán frecuentes las compras en material deportivo (14%), hogar, muebles y decoración (14%), adelantando así muchas compras navideñas, tal y como reconocen seis de cada diez encuestados.

OCU advierte además que uno de cada dos encuestados muestra un comportamiento compulsivo en sus compras: porque adquieren cosas que no necesitan (18%), que no tenían planeadas comprar (29%) o porque gastan más de lo que tenían presupuestado (22%).

En su encuesta OCU ha preguntado también donde van a comprar los consumidores. Solo el 7% de los españoles planea comprar principalmente en tienda física en estas fechas. Por el contrario, el 28% planea comprar exclusivamente online y otro 30% priorizará este canal.

OCU aconseja desconfiar de los descuentos: un análisis de 6.000 precios online de productos de electrónica y electrodomésticos (pero también de neumáticos, sillas de bebé…) revela que la inmensa mayoría los comercios calculan el descuento en base al precio anterior que más les convenga (que podría ser incluso el precio recomendado), no el más barato en los últimos 30 días, incumpliendo así la normativa vigente. La Organización se ha puesto en contacto con el Ministerio de Consumo para que tome medias que terminen con esta práctica engañosa y, llegado el caso, sancione ejemplarmente a los comercios afectados. Al tiempo, pone a disposición de los consumidores un Asesor de Precios para conocer si el precio anunciado es realmente bajo.

 

Por último, OCU anima a los consumidores que detecten irregularidades en los precios a que denuncien en las redes sociales de la organización a través del hashtag #timofertasBF, para determinar si hay alguna práctica ilegal y proceder a su denuncia ante las autoridades de consumo.

Por otra parte, os recordamos que en el Comercio Local de Bétera también encontraréis estos días diferentes ofertas.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia