(EFE).- Un total de 14 personas perdieron la vida en incendios en viviendas durante 2021 en la Comunitat Valenciana, la tercera cifra más elevada de España, por detrás de Andalucía, con 41 fallecidos y Cataluña con 31.
En toda España fueron 152 las víctimas, la cifra más alta desde el 2010, año de la primera edición del Estudio de Víctimas de Incendio y Explosiones en España, elaborado por Fundación MAPFRE y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB).
Según este informe, el año pasado se registró el segundo mayor dato de muertes totales en incendios y explosiones, con 204 víctimas mortales en 127.600 siniestros de ese tipo, un número sólo superado en 2017, cuando se contabilizaron 212 fallecimientos.
En el último estudio, hecho público este martes, se pone el foco en los 17.400 fuegos o explosiones que tuvieron lugar en viviendas, donde los mayores de 64 años acumularon más de la mitad de las muertes (el 52,6 %) con 80 víctimas, en su mayoría hombres.
Además, los datos de 2022 hacen presagiar que el presente año volverá a registrar unas cifras muy por encima de la media de la década pasada, ya que solo en los meses de enero y febrero se produjeron 46 fallecimientos.
Las intoxicación o inhalación de humo o gases tóxicos continúa siendo la principal causa de las muertes en los incendios en viviendas según las cifras de 2021, cuando se produjo el fallecimiento de 101 personas, el 66,4 % de las víctimas mortales, mientras que las quemaduras quitaron la vida al 23 %.
En cuanto al origen de las llamas, destacan los dispositivos que producen calor (39,7 %), que además provocaron 31 muertes.
En los incendios en el hogar, ya no son los fines de semana los que más víctimas se cobran. El año pasado, los peores datos los registraron los miércoles, con 29 fallecidos, mientras que los jueves y los viernes fueron los días con menos fallecimientos.
También se constata en el estudio que existe una equidad en las partes del día en las que fallecen más personas en los incendios en viviendas, ya que 73 personas perdieron la vida durante el día y 71 lo hicieron por la noche.
Un año más, los hogares que se encuentran en un bloque de edificios son los que sufren más fuegos, el 58 %, frente al 42 % en las casas unifamiliares.
Otras conclusiones que también se repiten respecto a los años anteriores son los meses en los que se producen la mayoría de las muertes, los de más frío (63,8 %), y la estancia principal donde se originan las llamas, en el salón (47,4 %).
Los expertos reiteran en sus recomendaciones que no se debe salir de la vivienda en caso de que haya humo o fuego en el tiro de escaleras, por lo que se deben cerrar “todas las puertas” a nuestro paso, resguardarse en una habitación y “hacerse visible” a través de una ventana, todo después de llamar al 112.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia