(EFE).- Les Corts Valencianes han aprobado este jueves, en el último pleno ordinario de la legislatura, la ley de protección, bienestar y tenencia de animales de compañía, gracias al voto favorable del PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem, mientras que la oposición (PP, Cs y Vox) ha votado en contra.

La nueva ley, que actualiza una norma de casi treinta años, incluye novedades como el “sacrificio cero” (solo se permite en casos de lesiones irreversibles) o la prohibición de la cría y venta entre particulares, mientras que endurece las sanciones, que pueden llegar hasta los 45.000 euros y cuyo importe se destinará a acciones de protección animal.

Además, a diferencia del proyecto de ley que se está tramitando en las Cortes Generales, incluye a los perros de caza, a los que se considera, junto a los de pastoreo, rescate, asistencia o lazarillos, animales que hacen “actividades específicas”, en el ejercicio de las cuales si sufren una lesión no se considerará maltrato.

La ley valenciana prohíbe dar animales de compañía como premio; exhibirlos en locales comerciales no dedicados a la venta de animales; darles una educación agresiva o violenta o prepararlos para peleas; o usar animales en espectáculos circenses, mientras que obliga a esterilizar a los animales abandonados y las colonias felinas.

También establece la plena identificación y la trazabilidad de los animales de compañía para erradicar el abandono; y contempla la creación de un registro autonómico de personas inhabilitadas para la tenencia de animales de compañía por sentencia judicial o resolución administrativa.

Desde los grupos del Botànic, el PSPV ha indicado que esta ley, la novena que se aprueba en España para actualizar la normativa sobre animales, recoge muchas propuestas de la sociedad valenciana, en la que más de un millón de hogares tienen perro, y además se ha tratado a la oposición “como partido de gobierno” para lograr un texto que represente a todos.

A juicio de Compromís, esta norma es “tan esperada como necesaria”, pues introduce “importantes hitos” en la protección, va a ser “el fin para siempre” de las perreras en la Comunitat Valenciana; recoge el carácter “sintiente” de los animales; fomenta la adopción, y es “transformadora”.

Para Unides Podem, es una ley “muy necesaria” que busca dar solución a problemas como el abandono y el maltrato y logra avances significativos, aunque ha admitido que les hubiera gustado que en la definición de maltrato, que habla de acciones sobre un animal que provoquen lesiones que menoscaben gravemente su salud, les hubiera gustado quitar el “gravemente”.

Desde la oposición, el PP considera que la ley recoge obligaciones, prohibiciones y régimen de sanciones que en algunos aspectos son “desmesurados” y pueden “menoscabar” la actividad del mundo rural, mientras se carga de trámites burocráticos a los Ayuntamientos pero no se les da la financiación necesaria.

Ciudadanos considera que se a hecho una ley “llena de incongruencias” y que genera “inseguridad jurídica” por no haberse esperado a la aprobación de la ley estatal, mientras que Vox opina que puede ser inconstitucional por entrar en contradicción con aspectos de la norma que tramitan las Cortes Generales.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia