(EFE).- Un miembro de la comisión fallera Tomasos-Carles Cervera ha sido víctima de una agresión homófoba a consecuencia de la cual ha tenido que ser hospitalizado e intervenido quirúrgicamente por fractura de mandíbula, según ha informado el presidente de esta falla, Vicente Valero.

Valero ha explicado que la agresión se produjo la madrugada del sábado al domingo del pasado fin de semana, cuando el joven salía junto a otro de la verbena de la falla, situada en el barrio de Russafa, y fueron seguidos por cuatro personas que les insultaron.

Aunque uno de los falleros pudo huir, al otro le pegaron con una botella de cristal y “lo masacraron”, ha señalado Valero.

La víctima permanece ingresada en un centro hospitalario, donde fue intervenido el miércoles de la mandíbula en una operación que duró cerca de cuatro horas, según ha indicado el presidente de la Falla, quien ha reclamado más seguridad para la zona de Russafa porque, asegura, se ha convertido “en un barrio sin ley”.

“Por las noches hace falta seguridad, es el centro de València y no vemos policía. Entre botellones no te puedes mover y cuando hay gente homófoba, pues pasa lo que ha pasado”, ha señalado Valero.

La comisión ha repartido entre sus miembros lazos con la bandera LGTBI en solidaridad con su compañero de Falla y esta tarde la lucirán cuando acudan a la entrega de premios.

Fuentes de la Policia Nacional han informado de que la agresión, que se produjo en la calle Filipinas, está siendo investigada por el Grupo de Delitos de Odio de la Brigada de Información, aunque no han podido facilitar más detalles al respecto.

Por su parte, el alcalde de València, Joan Ribó, ha asegurado en su cuenta de Twitter que espera que la justicia “actúe de manera firme con los salvajes” que han protagonizado esta agresión, ha manifestado su “solidaridad y estima” con el joven agredido y ha señalado que València es “una ciudad diversa y libre y lo seguirá siendo. Siempre”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia