Cuatro víctimas del franquismo, enterrados en la Fosa común 126 de Paterna, fueron entregadas el pasado domingo 09 de julio a sus familias en un acto “con profundo significado histórico” que se celebró en el cementerio de Paterna y donde se rindió un homenaje a las 243 víctimas de la Fosa de la Tierra.

En este acto fueron entregadas, a su familia, los restos del vecino de Bétera Francisco Arnal Moreno. Las otras víctimas identificadas son Josep Brell Hueso, Ernest Fabra Hernandis y Francesc Gregori Chulià. Francisco Arnal i Moreno fue asesinado el 11 de septiembre de 1940. Era agricultor y secretario del Comité de Agricultura.

En el acto de esa mañana se rindió honor  “a quienes fueron asesinados durante la represión franquista hace más de ocho décadas”, según la Asociación de Víctimas del franquismo de la Fosa 126 de Paterna.

La Fosa 126 es considerada la fosa más grande de la Comunidad Valenciana, donde fueron enterradas 243 personas de las 2.238 personas que fueron fusiladas en el Terruño de Paterna en tiempo de paz, una vez ya finalizada la Guerra Civil.

Los trabajos de exhumación, liderados por Atics Gestión y Difusión del Patrimonio Arqueológico e Histórico, se iniciaron en 2021 y concluyeron en julio de 2022. Durante este proceso se exhumaron 144 cuerpos, de los cuales solo se han podido identificar a cuatro personas.

Las fuentes han subrayado que su retorno a casa “representa un momento de cierre y reconstrucción histórica, brindando a las familias la oportunidad de rendir tributo a sus seres queridos y darles un lugar de descanso digno”.

Así, el pasado viernes 21 de julio, se celebró un homenaje en el cementerio de Bétera en honor a Francisco Arnal Moreno, padre de Paco “el Cordero”. Posteriormente, se llevó a cabo su sepultura. El acto dio inicio a partir de las 17.00 horas.

Así, los restos de Francisco Arnal Moreno han vuelto a Bétera después de 83 años, donde reposan ya junto a los restos de su mujer Vicenta Eixea y los de su hijo Paco.

La bisnieta de Francisco, Nathalie Martínez, fue la encargada de llevar los restos al cementerio, acompañada de una prima suya (también bisnieta de la víctima, su madre y su tío (estos dos últimos hijos de Francisco). En el acto también estuvieron presentes dos tataranietos de la citada víctima. Además, se contó con la presencia de algunos vecinos y vecinas del municipio, autoridades políticas locales de Compromís y el PP, encabezados por la primera edil de la localidad, la Presidenta de la Fosa 126 de Paterna María Navarro, la Presidenta de la Fosa 114 de Paterna y vecina de Bétera, Carmen Contreras y el Presidente del Centro de Estudios Locales de Bétera, Jorge Alonso, entre otros.

Durante el acto, se puso de manifiesto que no se trataba de colores políticos sino de “derechos humanos”. También se leyó un poema escrito por Vicent Camps para el día que fueron entregados los restos de las cuatro víctimas de la Fosa 126 y una frase de Miguel Hernández. Dentro del nicho donde descansan ahora los restos de Francisco Arnal Moreno fue depositada una albahaca, símbolo de Bétera.

A continuación, ofrecemos unas imágenes y un vídeo, grabado por nuestra redactora.

  • Fotos:
  • Vídeo:

Imprimir article
Comenta aquesta notícia