Desde el Ayuntamiento de Bétera se suman a la convocatoria de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias de un Minuto de Silencio, para hoy martes 19 de septiembre a las 12.00 horas, en todos los edificios municipales después del asesinato de dos mujeres en la Comunidad Valenciana.

Y es que, como habitualmente hace, la FVMP convoca a una concentración silenciosa de un minuto a las 12.00 horas; en recuerdo y denuncia por una nueva víctima de la violencia de género. La FVMP manifiesta su repulsa ante esta nueva agresión contra las mujeres, y hace un llamamiento a toda la sociedad para que denuncie y condene estos actos con el propósito de acabar con cualquier acción fruto de la violencia de género.

El Ministerio de Igualdad confirmó  ayer lunes la naturaleza machista de los asesinatos de dos mujeres cometidos en Castellón de la Plana (Castellón) y Orihuela (Alicante), así como también en Cieza (Murcia), con el que son 7 las mujeres que han perdido la vida a manos de sus parejas o exparejas este mes; 47 en 2023 y 1.231 desde 2003.

La delegada del Gobierno contra la Violencia de género, Victoria Rosell, confirmó en rueda de prensa los tres crímenes machistas y va trasladado las condolencias y apoyo institucional y social a las familias y afines de las víctimas de la violencia machista “más extrema”, así como el compromiso del Gobierno contra la violencia de género “en todas sus manifestaciones”.

Este pasado viernes 15 de septiembre un hombre noruego de 82 años era detenido en Orihuela (Alicante) por la muerte de su pareja, una mujer británica de 80 años. No existían denuncias previas por violencia de género contra el presunto agresor.

Ese mismo día, hallaban el cadáver de una mujer de 51 años junto al de su pareja, un hombre que se había ahorcado, en un domicilio de Castelló. La Policía acudió a la casa de la pareja en la capital castellonense tras recibirse un aviso que alertaba de que hacía días que la mujer no acudía a su trabajo.

La víctima no tenía hijos menores de edad ni constan denuncias previas contra el agresor, aunque la mujer sí figuraba en el sistema VioGén pero por el caso de una pareja anterior.

Por su parte, este sábado localizaban en el interior de un pozo en Cieza (Murcia) el cuerpo de una mujer marroquí de 35 años, de quien no se sabía nada desde el miércoles anterior.

Su expareja, un hombre de 40 años de su misma nacionalidad, fue detenido el jueves por la Guardia Civil y pasó a disposición de la jueza de primera instancia e instrucción número 2 de Cieza, quien acordó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza por un delito de homicidio y otro de quebrantamiento de la orden de alejamiento.

La víctima -que tenía una hija menor de edad- lo había denunciado en 2019 y el juzgado de Violencia de Género de Cieza había establecido una orden de protección e impuesto al detenido la prohibición de acercamiento y comunicación.

En agosto de 2022, ella formuló una nueva denuncia por quebrantamiento de la medida cautelar, por lo que se abrió un segundo procedimiento contra el detenido y, tras no comparecer en el juzgado, se ordenó su busca y captura.

El hombre fue condenado en mayo de este año a una pena de 10 meses de prisión y la prohibición de aproximación, manteniendo vigencia de la orden de protección y la medida cautelar de prohibición de acercamiento hasta la firmeza de la resolución.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia