El president de la Generalitat, Carlos Mazón, y la consellera de Hacienda, Economía y Administración Pública, Ruth Merino, han presentado las nuevas medidas fiscales que estarán contempladas en la Ley de Medidas Fiscales, que acompaña a los Presupuestos de la Generalitat para 2024 y que supondrán un ahorro estimado de más de 199 millones de euros para los valencianos.

Según ha destacado Carlos Mazón en rueda de prensa, se trata de un paquete de medidas fiscales con las que el Consell “adapta la fiscalidad a las necesidades de los ciudadanos” y del que se podrán beneficiar hasta 2 millones de valencianos. Se cumple así el compromiso adquirido por el Consell en materia de cohesión social, apoyo a las familias y sanidad pública.

Con esta reforma, que se plantea con efecto retroactivo en el caso de las medidas en el IRPF para que el ahorro se produzca ya en la declaración de la renta de 2023, los valencianos se ahorrarán más de 199 millones de euros, de los cuales 180 millones corresponden a deducciones en el IRPF. La medida se aplica para declaraciones con una base liquidable individual de hasta 32.000 euros y conjunta de hasta 48.000 euros.

Deducciones sociales en el IRPF

El jefe del Consell ha anunciado seis nuevas deducciones de carácter social relacionadas con la salud y la práctica deportiva “dirigidas a las personas que más lo necesitan” con el fin de “aliviar las rentas bajas y reactivar la economía”. Unas medidas que supondrán un ahorro estimado conjunto de hasta 180.205.525 euros para los ciudadanos de la Comunitat Valenciana que pueden beneficiarse de la misma.

Entre el paquete de medidas, se incluyen deducciones de hasta 150 euros por el 30% de las cantidades satisfechas por gastos vinculados a la salud bucodental y deducciones de hasta 100 euros por el 30% de gastos destinados a la adquisición de cristales graduados, lentes de contacto y soluciones de limpieza.

Igualmente, quedan recogidas deducciones de hasta 150 euros por el 30% de los gastos generados por miembros de la unidad familiar que necesiten ayuda por sufrir cualquier patología asimilada a problemas de salud mental. También se incorpora la deducción de hasta 100 euros por gastos asociados con enfermedades crónicas de alta complejidad o las denominadas raras, así como con diagnóstico de daño cerebral adquirido o alzhéimer. El límite de esta deducción se eleva hasta 150 euros si la unidad familiar es numerosa o monoparental.

Además, se incluyen deducciones de hasta 150 euros por el 30% de los gastos asociados a la práctica deportiva.

Tipos superreducidos para la adquisición de viviendas

Un segundo bloque de rebajas fiscales está relacionado con la compra de vivienda habitual por parte de colectivos vulnerables como jóvenes menores de 35 años, familias numerosas y monoparentales, personas con discapacidad, mujeres objeto de violencia de género o familias con bajos recursos que acceden a la vivienda de protección oficial.

Esta medida consiste en rebajar al 6% el tipo de las transmisiones patrimoniales onerosas del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD) por compra de vivienda habitual por parte de jóvenes menores de 35 años y también para compradores de viviendas de protección oficial de régimen general, en ambos casos con un valor de la vivienda de hasta 180.000 euros.

Para la adquisición de viviendas de protección oficial de régimen especial o si los compradores son familias numerosas y familias monoparentales o personas con discapacidad y mujeres objeto de violencia de género que adquieran una vivienda, el tipo superreducido pasa a ser del 3%. También en estos casos el límite del valor de la vivienda se fija en 180.000 euros.

Ahorro de casi 20 millones en vivienda

Estas rebajas de tipos previstas en los impuestos que gravan la transmisión de una vivienda van a suponer un ahorro de casi 20 millones de euros para jóvenes menores de 35 años y el resto de colectivos vulnerables beneficiados con esta medida del Consell.

Por lo que se refiere a les deducciones en el IRPF de los gastos relacionados con la salud bucodental, visual o mental la medida va enfocada a la parte de la población que actualmente no tiene acceso a los mismos por motivos económicos, ya que son prestaciones con una baja cobertura dentro de la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud.

Ello, a juicio del Consell, hacía “imprescindible” habilitar distintas fórmulas, entre ellas la fiscal, “para que el de la salud sea un derecho efectivo al alcance de todos los ciudadanos”.

Finalmente, el president de la Generalitat ha subrayado que “este es el cambio que merecen los ciudadanos de la Comunitat Valenciana, al que me comprometí y con el que seguiré avanzando”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia